Profundamente mística Carrió pidió que no se debata  en este momento el aborto y fijó su postura en contra

 

BUENOS AIRES– Luego de que desde Cambiemos adelantaran que no darán quorum para que la iniciativa se trate en el Congreso, la diputada oficialista reclamó a sus impulsoras que la cancelen porque el actual es un «momento sagrado». En ese sentido, sostuvo que no es hora «de hablar sobre lo que desune y que violenta” y confirmó que votará en contra.

Carrió pidió “encarecidamente” que se suspenda la sesión especial del 8 de marzo. Cabe recordar que el jueves que viene se iba a empezar a discutir el proyecto de interrupción del embarazo, pero sus impulsoras suspendieron el encuentro en pos de favorecer la amplitud del debate.

“Les pido encarecidamente a los diputados que pidieron esa sesión que tengan en cuenta que hay muchísimos argentinos, cristianos, musulmanes, judíos que están viviendo en este momento un tiempo sagrado de Pésaj, Cuaresma y Ramallah”, dijo Carrió.

En ese sentido, la diputada sostuvo: «Es demasiado violento no respetar el momento sagrado para muchísimas religiones. Pido el retiro del proyecto por las creencias y al tiempo sagrado de arrepentimiento que hoy vive gran parte de la humanidad, que lo cree, que lo siente”.

En cuanto a su postura acerca de la interrupción del embarazo, sostuvo que no estaba a favor “ni cuando era agnóstica”. “Yo voy a estar en contra después”, señaló aunque insistió en que “no es el momento de hablar sobre lo que desune y que violenta”. “Es un momento sagrado para una gran parte de argentina. Que la otra gran parte de argentinos que quiere el debate lo suspenda y después lo seguimos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA