Horror en Florencio Varela mató a sus padres y los enterró en el fondo de la casa

FLORENCIO VARELA– El sospechoso es un joven de 30 años y nada se sabe de él desde el jueves. La chica a la que le contó el asesinato  fue a la Policía y contó todo. Se ordenaron excavaciones y hallaron el cuerpo del padre y su concubina.

La confesión la horrorizó. Era su mejor amigo el que le revelaba que había hecho algo macabro. Y por eso, la chica  fue a la comisaría de Florencio Varela y, según las fuentes, testificó: “Me contó que mató a sus padres y los enterró en el fondo de su casa”. No fue la única en la seccional. Otro amigo del ahora sospechoso declaró: “Me dijo que se había mandado una macana”. Ante esto, la Justicia ordenó una serie de excavaciones en la vivienda: encontraron dos cuerpos en el jardín.

La casa del horror está ubicada en la calle Bucarest al 700 de Florencio Varela, donde peritos de la Policía Científica de la Policía Bonaerense, junto a efectivos de la comisaría 1ra. de Florencio Varela y de la Jefatura Departamental Quilmes, hicieron las excavaciones.

Las excavaciones fueron ordenadas por la fiscal María Nuria Gutiérrez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Florencio Varela, quien inició actuaciones por «averiguación de ilícito» a partir de la denuncia de una mujer que se presentó en la comisaría local.

Según las fuentes, la mujer contó que un amigo suyo, ex compañero del secundario, le confesó que había asesinado a sus padres y que los había enterrado en esa misma propiedad de la calle Bucarest.

florencio-varela-horror

Con esa declaración testimonial, la policía fue a requisar la vivienda, donde se constató que no estaban sus habitantes y que tampoco fue hallado el sospechoso. Un hombre de unos 30 años.

Por ello, la fiscal Gutiérrez convocó a los expertos de la División Casos Especiales de la Policía Científica, con el fin de que revisen toda la propiedad ante la posibilidad de que existan esos cadáveres. Y los encontraron.

El hallazgo fue en el fondo de la casa de Bucarest 775, de Florencio Varela, donde residían Apolinario Ramírez (70) y su actual pareja Norma Verjes (70).Los peritos advirtieron en el terreno irregular del jardín un sector de tierra removida, tapado con maderas y chapas, al lado de una especie de huerta, y cavaron allí.

Tras varias horas de trabajo, hallaron enterrados a unos 70 centímetros de profundidad los cadáveres de un hombre y una mujer envueltos en una frazada y en un avanzado estado de descomposición, señalaron los voceros. Creen que los mataron a golpes en la cabeza hace al menos una semana.

Tras el hallazgo de los cuerpos, la fiscal Gutiérrez solicitó la captura de Ramírez hijo por el delito de “homicidio” y del secuestro del automóvil con el que se cree que escapó.

Un jefe policial que participa de la investigación explicó a Télam que el sospechoso “iba y venía” de la casa de su padre y que mantenía “una mala relación” con él y Verjes.

 

DEJA UNA RESPUESTA