¿Para qué tantos? El gobierno planea eliminar centenares de sindicatos

 

BUENOS AIRES- Con apoyo de los «gordos»; el trabajo sucio estará a cargo del ministerio conducido por Jorge Triaca por orden expresa del presidente Macri.

Se vienen meses de convulsión sindical en el país. En el marco del paquete de medidas de ajuste y represión que baraja el gobierno de Cambiemos para la segunda parte del mandato de Mauricio Macri, un proyecto aparece como parte del tanque anti sindical que pretende imponer la Casa Rosada: eliminar al menos a 400 sindicatos.

El presidente se había quejado con cierta sutileza en el Centro Cultural Kirchner de que en Argentina conviven «tres mil sindicatos».

A partir de hoy, esa frase será icónica de un cambio que podría ser dramático para la vida social y laboral de miles de personas.

La reforma laboral que agita el Gobierno con la intención de aplicarla con la menor cantidad de cambios posibles busca, entre otras cosas, achicar el tablero de negociación y para eso Jorge Triaca Jr. buscará vericuetos y baches en los gremios chicos para borrarlos del mapa

Jorge Triaca Jr. buscará vericuetos y baches en los gremios chicos para borrarlos del mapa

Según fuentes citadas por el diario oficialista Clarín «en línea con las palabras del Presidente estudiaremos de manera rigurosa que los gremios estén en regla. Si de lo legal hablamos, ya estamos viendo que 500 gremios podrían perder su estatus de registro ante la Dirección Nacional de Asuntos Sindicales».

Los números parecen indicar que en la actualidad hay 400 gremios con personería jurídica simple, lo que significa que no tienen personería gremial.

Desde ahora, el ministerio de Trabajo estudiará si los 400 sindicatos en la mira presentaron sus balances, si cumplen sus comisiones directivas con el cupo femenino y otros temas reglamentarios que podrían ser usados para el exterminio deseado por Macri.

Quien parece estar en sintonía (una vez más) con Balcarce 50 es el triunviro de la CGT Héctor Daer, quien habría dado un guiño explícito al Gobierno al decir que «hay gremios que no funcionan, que no eligen autoridades, que nadie sabe si existen o no».

 

DEJA UNA RESPUESTA