Cartelera cinematográfica de la semana

 

BUENOS AIRES Estos son algunos de los estrenos de este fin de semana en los cines de Buenos Aires.

 BARRY SEAL: SÓLO EN AMÉRICA

Tom Cruise se mete de lleno en un personaje hecho a su medida en esta película:  un tipo sin recatos que se mueve por dinero, que no tiene escrúpulos y trata con narcotraficantes colombianos y agentes de seguridad  como así también con contrarrevolucionarios nicaragüenses y políticos de todas las reputaciones. El carilindo de Hollywood se dio el lujo de no aceptar dobles para el film jugando con su adrenalina ya que incluye muchas escenas de secuencias en aviones en el aire que él mismo piloteó, incluso, por su decisión la filmación estuvo parada un tiempo ya que se dobló el pie en una persecución en altura en edificios altísimos.

Su director, Doug Lima, con quien ya había trabajado en “Al filo de la mañana”  decidió que el morocho encarne a  Barry Seal, un ex piloto ( que existió en la vida real y murió asesinado al conocerse su condición de “informante”) que de ser un triste piloto de vuelos comerciales que apenas puede mantener a su familia es reclutado por la CIA y el departamento de inteligencia de la DEA y se convirtió en un importante narcotraficante en el cartel de Medellín. En el medio también los estadounidenses le van a dar posibilidades de traficar armas en el Centroamérica en sus clásicas políticas intervencionistas .

Por lo tanto en la película vamos a poder ver a  quienes encarnen a Pablo Escobar, Ronald Reagan, Oliver North y tantos otros con quienes el protagonista va a tener todo tipo de tratos mostrando que nadie es totalmente bueno, ni totalmente malo.

El mayor logro de Tom Cruise es regalarnos un  personaje  querible que es un hombre un  poco ingenuo,  que obedece lo que  “le piden” y nunca termina de entender si lo que hace es lícito o no y darnos  al típico yanky que  lo único que quiere es alcanzar el   adorado sueño americano” de tener más y más y más billetes”

Hay mucha acción, otro tanto de comicidad,  algo de thriller, escenas de  humor negro que es lo  que mejor le sale a Cruise y una historia que es sumamente entretenida y que tenemos bastante fresca todos aquellos que hayan visto éste último tiempo la exitosa serie en Netflix Narcos o la película Infiltrado estrenada hace poco de Bryan Cranston.

En la vida real el verdadero Barry Seal no es un galán ni tampoco tuvo una vida aparentemente tan divertida y relajada como Cruise, pero Doug Lima decidió contar otra vez esta historia ya contada desde un lugar distinto donde lo principal es hacer reír y entretener. Por esto vamos a poder verlo al morocho aterrizar su avioneta en un pueblo cuando se ve cercado por la DEA, y salir todo empolvado de cocaína del accidentado aparato mientras regala fajos de billete a un niño que le presta su bicicleta para continuar su huída.

En la historia real “el trabajo de Barry Seal “ a los intereses norteamericanos fue bastante lucrativo ya que logró capturar varios miembros del cártel de Medellín pero también estuvo a punto de provocar la caída del gobierno de la Casa Blanca durante la presidencia de Ronald Reagan, a causa del escándalo Irangate.

Completan el elenco: Domhnall Gleeson, Jayma Mays, Sarah Wright, Jesse Plemons, Lola Kirke, Caleb Landry Jones, Benito Martinez

 

CORRALÓN

Llega esta película que pasó por el BAFICI  y ahora podremos verla en las salas comerciales de la provincia y que es un proyecto independiente de una productora joven, Eusebia en la higuera, creada por Eduardo Pinto, Pablo Pinto y Luciano Cáceres, uno de los protagonistas de la película. Por lo tanto es un poco la carta de presentación de la productora.

Con un elenco que completan Nai Awada, Joaquín Berthold, Luciano Cáceres, Brenda Gandini, Pablo Pinto y  Carlos Portaluppi, Corralón cuenta la historia de dos grandes amigos Juan e Ismael, que trabajan en un  corralón de Moreno.

Montados al camión atraviesan el invierno y conviven con las asperezas del trabajo, lo hacen con humor, a veces ayudados por el alcohol. La amistad transcurre en un juego de roles donde Juan, maneja el camión y vive rodeado de perros e  Ismael, carga el camión y sueña con tener dinero.

La película habla de la amistad pero también de la discriminación, el desprecio y la grieta que vive el país.

Para Luciano Cáceres se da el estreno de esta película en un estado especial del presente del cine argentino en donde se está en estado de alerta. Se grabó muy rápido, durante ocho jornadas con la ayuda de la gente del barrio, de la Municipalidad de Moreno que también ayudó mucho. La gente misma del corralón prestó camiones, máquinas, materiales y hasta algunos empleados trabajaron en la película. Los vecinos abrieron las casas a todo el equipo y resultó un trabajo donde todo fluyó y se hizo fácil.

Amelia, la hija de Luciano con la actriz Gloria Carrá también participó esta vez, en una escena junto a sus primos – que viven en Moreno- donde se los puede ver corriendo en una actitud muy natural. Ella ya había trabajado junto con el hijo de Brenda Gandini en Las Ineses.

Con más de veinte películas hechas Luciano puso toda su responsabilidad y su saber en esta producción desde el lugar de director y confiando en el equipo técnico que eligió para hacerlo.

Al terminarla aseguró que cree que  “cuando el público la vea, van a haber emparentamientos con algunas ideas e ideologías. La famosa grieta que tanto divide y que tanto se puso de moda”

La nuevísima productora también acaba de rodar Natacha, película que coprodujimos con Magoya Films, el adorable personaje de los libros de Luis Pescetti. También tienen  un proyecto de una miniserie sobre el Gauchito Gil y para despuntar el vicio hacen  videoclips como el de  Juira de Ciro y los Persas.

 

EL INFORMANTE

Narra la historia de Mark Felt, el confidente que en el año 1974, bajo el nombre de «Garganta profunda», ayudó a los periodistas del ‘The Washington Post’ Bob Woodward y Carl Bernstein a destapar el escándalo del Watergate que acabaría tumbando al Presidente Nixon

En la década de los 70, un suceso sacudió a la política de Estados Unidos. El caso Watergate tuvo un impacto enormemente significativo en aquel país y provocó, entre otras cosas, que por única vez en su historia, el presidente de dicha nación renunciara a su cargo en la Casa Blanca.

Los escándalos de corrupción de Richard Nixon han inspirado a una larga lista de historias en la pantalla grande. Quizás el más famoso y mejor logrado sea Todos los hombres del presidente, el gran clásico de Alan J. Pakula de 1976, que nos mostró el papel que jugó el periódico The Washington Post en este oscuro periodo.

Quienes hayan visto aquella cinta, recordarán la misteriosa figura de “Garganta profunda”, un informante anónimo que le dio a los reporteros Bob Woodward y Carl Bernstein –encarnados en la mencionada cinta por Robert Redford y Dustin Hoffman– las pistas necesarias para publicar una serie de reportajes en su periódico, lo cual culminó con la salida de Nixon de la oficina oval.

El mundo vivió muchos años con la incógnita sobre la identidad de “Garganta profunda”. Pero fue en 2005 cuando la revista Vanity Fair le puso rostro a esta misteriosa figura. El informante se trataba de Mark Felt, director asociado el FBI durante la era de poder de J. Edgar Hoover. Con esta revelación se abría una puerta nueva para explorar el Watergate desde una perspectiva distinta.

Ahora el  cineasta Peter Landesman (La verdad oculta) escribió y dirigió la cinta Mark Felt: The Man Who Brought Down the White House, cuya traducción literal al español –“El hombre que derrumbó la Casa Blanca”– sería mucho más adecuada que El informante –

Y no hablamos de ataques terroristas ni de enfrentamientos violentos. Esta cinta nos muestra una guerra mucho más allá de las balas y los misiles, donde las batallas se ganan con intelecto, con poder; con verdades y mentiras; con manipulaciones y traiciones. Hablar de Felt es referirse a un hombre sumamente poderoso, con una figura imponente pero, al mismo tiempo, de bajo perfil; meticuloso y analítico.

Fue así como la producción de Landesman encontró en Liam Neeson al mejor actor para hacer el trabajo. Y aquí, el actor entrega una vez más un papel a la altura de su filmografía, en la que nos ha demostrado en incontables ocasiones ese enorme talento que posee para dar vida a hombres misteriosos, indestructibles pero también atormentados que pueden decir más con la mirada que con mil palabras.( Ya lo hemos visto en toda la saga de Búsqueda Frenética)

Su presencia se ve beneficiada con la presencia del resto de su elenco –que incluye nombres como Diane Lane o Michael C. Hall– así como de un gran diseño de producción que no solo recreó el Washington de los años 70 sino que logró construir un mundo sombrío y misterioso y del trabajo musical de Daniel Pemberton, compositor de cintas como Steve Jobs y próximamente Molly’s Game.

Esta historia tantas veces contadas tiene de atractivo que es la  primera vez que se aborda en el cine la verdadera identidad de “Garganta profunda”.

El informante –producida por Tom Hanks y Ridley Scott, entre otros– resultará satisfactoria para todos aquellos amantes de los espías y las conspiraciones políticas. Al resto del público le resultará sorprendente las similitudes de aquella era de Nixon con lo que ahora vive EE.UU. bajo el régimen de Trump. En ambos, existen los mismos elementos: un presidente con más enemigos que aliados; un aparato gubernamental fracturado y con medios de comunicación capaces de incomodar a los hombres más poderosos del mundo.

 

JIGSAW: EL JUEGO CONTINÚA

“Jigsaw: El juego continúa”, la escalofriante octava entrega de la franquicia más beneficiosa del terror en el tercer milenio.

Cadáveres se han estado apareciendo por toda la ciudad, cada uno tuvo una muerte excepcionalmente horripilante. Conforme la investigación avanza, las evidencias indican hacia un hombre: John Kramer. Pero ¿cómo puede ser esto? El hombre conocido como Jigsaw ha estado muerto por más de diez años. ¿Acaso un aprendiz ha retomado el camino de Jigsaw?, ¿tal vez incluso alguien dentro de la investigación?

La película tiene los todos los elementos para encabezar la lista del pánico anglosajón durante el año. Cuenta con un reparto de grandes actores emergentes. Entre ellos figura el conocido Tobin Bell, quien protagoniza al asesino en serie de la cinta. Los efectos especiales del largometraje hielan la sangre. La trama confirma el buen estado del género en el 2017. Los hermanos Michael y Peter Spierig dirigen la producción por un camino original y alternativo, tomando la inspiración de las siete piezas anteriores. La trama creada por James Wan logra renacer gracias a la escritura de los guionistas Josh Stolberg y Pete Goldfinger.

Cuando se estrenó Saw: El Juego Macabro  2004 se volvió un éxito por utilizar muy bien los elementos del género sin necesidad de repetir o robar de otras cintas. Sus directores  lograron crear algo lo suficientemente novedoso como para durar. Además, el final inesperado se volvió uno de los más comentados en esos tiempos, pero también abrió la posibilidad para una secuela. La idea rápidamente se volvió una franquicia popular y necesaria para la época de Halloween. Por desgracia, aunque la historia general mantenía cierta línea sobre las motivaciones del “enemigo” principal, las muertes se volvieron ridículas y un simple desahogo de violencia y gore.

Muchos siguen disfrutando de las películas, pero otros consideran que la franquicia ya agotó su novedad y no ha sabido impulsar ni renovar el mensaje de la original. Parte importante, en realidad puede que la única razón, por la cual se siguen produciendo estas cintas es porque generan buenas ganancias y siguen teniendo a su público cautivo.

Reparto

Matt Passmore, Callum Keith Rennie, Clé Bennett, Hannah Emily Anderson, Laura Vandervoort, Tobin Bell, Brittany Allen

 

TE ESPERARÉ

Es un thriller ideológico-emocional que expone a través del vínculo padre-hijo la complejidad que encierra en los lazos afectivos la persecución de un ideal político. “Es un tiempo en el que es necesario reivindicar la ética”- asegura su protagonista Darío Grandinetti

Grandinetti  va a ser en la película  Ariel Creu, un arquitecto argentino, casado con una psicóloga (Inés Estévez); comparten techo con el único hijo de la pareja, Federico (Juan Grandinetti). El padre de Ariel fue un revolucionario, que participó en la Guerra Civil Española “y en cuanta revolución hubo en el siglo XX”, a decir del protagonista. Su exilio en Argentina lo llevó a participar de la lucha armada de los años 70, muriendo en combate junto a su esposa cuando Ariel era un niño. Esa pérdida temprana de sus padres, que priorizaron sus ideales a su cuidado, nunca fue resuelta por Ariel. El espíritu transformador de su hijo adolescente, junto a la llegada de un escritor buscando información sobre la vida de aquél revolucionario, se combinan para que el pasado retome no solo como fantasma: también se materializa en la “mano de obra desocupada” que amenaza el bienestar familiar.

Alberto Lecchi dirige esta película de la mano de Darío Grandinetti («Relatos Salvajes», 2014) junto a Inés Estevéz («El maestro», 2017)

Un escritor español (Juan Echanove) viaja a Buenos Aires en búsqueda de material para recrear su nuevo tomo, la tercera parte de su novela sobre la vida de Manuel Rojas, un personaje de ficción basado en la vida de un afamado héroe de guerra.

La guerra, el amor de una familia, los fantasmas del pasado, la fe en Dios y la ausencia de credos, el honor y la literatura son los subrelatos de la trama principal de la película. De este modo, la historia se desarrolla en un film sin desperdicios que atrapa y conmueve al espectador.

«Te esperaré» es el retrato y, a su vez, la contracara de la vida de un prócer. El lado B donde la admiración se topa frente al dolor, el miedo y la impotencia

La Segunda Guerra Mundial, la Revolución Cubana, la Guerra Civil Española y la última Dictadura militar argentina; son algunos hechos históricos que refleja la película. Los mismos que marcaron un antes y un después, un pasado que aún el mundo llora y recuerda a través de las vivencias, y de los abuelos.

«Te esperaré» presenta personajes interesantes interpretados por destacables interpretaciones como la de Grandinetti y Echanove («Cuéntamen cómo pasó», 2017) y las participaciones especiales de Jorge Marrale, Hugo Arana.

Un guión estremecedor, exacto y con admirables diálogos a cargo del mismo director conduce una historia para ovacionar. La misma que Grandinetti protagoniza junto a su propio hijo, en un relato donde la familia ocupa un rol central.

Lecchi durante la realización de la película habló sobre el excelente vínculo entre padre e hijo y asegura que Juan es mucho mejor actor que Darío.

La realización no sólo incluye actores españoles sino también gran parte d ela producción de la película

Lecchi ya había trabajado con todos los actores de la película antes, excepto con Jorge Marrale y eso le resulta muy fácil ya que se entienden casi sin hablarse.

Hugo Arana también participa de la película interpretando a un militar retirado, genocida, que está esperando un juicio. Por su parte Jorge Marrale interpreta un cura que tiene una idea bastante cuestionadora de lo que es la Iglesia y que lleva misterio al film . Quizás el personaje más claro en su conformación es el del protagonista un tipo  claro, conciso, identificado con la búsqueda de sus abuelos, de reconstruir el pasado de ellos. Tiene sus convicciones bien firmes, movidas esencialmente por el objetivo de reconstruir el camino y la vida de sus abuelos. A medida que investiga, reconoce algunas actitudes, sobre todo las revolucionarias, que tienen en común.

Darío y Juan ya habían trabajado en el teatro y eso hizo que durante el rodaje todo fluyera muy naturalmente. Juan ya protagonizó dos películas Pinamar y Bruja y ahora trabaja con el padre en este proyecto que se estrena mañana.

 

VOLVER A EMPEZAR

Llega desde Bélgica una historia con la bella Isabelle Huppert  y un elenco de prestigiosos actores como Kévin Azaïs, Johan Leysen, Jan Hammenecker, Anne Brione, Carlo Ferrante

A los 64 años Isabelle Huppert parece estar atravesando uno de los mejores momentos de su extraordinaria carrera.

Huppert es Liliane, una mujer que trabaja en una rutinaria fábrica de patés. Allí conoce a un empleado temporal llamado Jean (Kévin Azaïs), un aspirante a boxeador profesional de apenas 21 años, que descubre un pasado que ella intenta ocultar. Alguna vez Liliane fue Laura, una prometedora cantante que estuvo a punto de batir a los mismísimos ABBA en un concurso de talentos europeos. Tras un incipiente éxito y una pelea con su manager/mentor, su carrera cayó en el más absoluto de los olvidos.

El improbable romance entre esta mujer madura y el entusiasta joven que aún vive con sus padres y la posibilidad del retorno a los escenarios con todo lo que eso implica en términos emocionales son los ejes de un film que no resulta ni demasiado emotivo ni divertido (como sí lo era, por ejemplo, El cantante, de Xavier Giannoli, con Gérard Depardieu).

AL CENTRO DE LA TIERRA

Daniel Rosenfeld regresó a Salta para narrar la historia de Antonio Zuleta, un obsesivo y artesanal buscador de OVNIs de casi 70 años. Al centro de la Tierra arranca con cierto toque místico (el protagonista dice tener una energía especial, una conexión con el más allá), luego deriva a la relación padre-hijo  posteriormente se concentra en sus descubrimientos (con un viaje a Buenos Aires en el que se encuentra con Fabio Zerpa) y finalmente muestra una misión en pleno desierto acompañado por un asistente munido con todo tipo de artefactos tecnológicos: es esta la parte más divertida y en la que surge el conflicto entre dos formas de acercarse al tema: la intuitiva de Zuleta y la “científica”, con todos sus gadgets, del otro.

Rosenfeld es un talentoso narrador, dueño de un indudable ojo cinematográfico y aquí, con la ayuda del director de fotografía Ramiro Civita, consigue imágenes de enorme elocuencia y belleza. La banda de sonido compuesta por el chileno Jorge Arriagada es virtuosa y cuidada

Cuatro documentales

Mi hist(e)ria en el cine

Sinopsis de Mi hist(e)ria en el cine: María Victoria, directora de cine,  (María Victoria Menis) decide abandonar su profesión por las millones de dificultades que conlleva su trabajo. Convencida por su amiga Franca, comienza a filmar divertidas y emotivas escenas de su vida cotidiana, que lentamente y casi sin querer la harán reencontrarse con ella misma, y su verdadero amor por el cine.

Solar

En 1991, con solo diez años, Flavio Cabobianco publicó su libro Vengo del sol, que fue un best seller en Argentina. Veinte años después, decide reeditarlo y acepta la propuesta de filmar un documental sobre la historia de su familia.

Los actores son la propia familia Flavio Cabobianco, Marcos Cabobianco, Alba Zuccoli de Cabobianco.

Director: Manuel Abramovich.

La muralla criolla

.

Dirigida por Sebastián Díaz, La muralla criolla es un documental de contenido histórico que aborda la construcción en 1876 de la zanja de Alsina, larguísima trinchera excavada en la pampa argentina, para separar humanos de animales. Mediante diferentes recursos como la animación, la documentación histórica y testimonios como los de Osvaldo Bayer, Marcelo Valko y otros investigadores, recrea un hecho de nuestra historia, se pregunta por sus causas y consecuencias, y abre la puerta a la reflexión sobre sus resonancias en el presente.

Osvaldo Bayer, Marcelo Valko, Juan José Estevez, Gastón Partarrieu, Eduardo Hiriart, Alberto Orga, Jorgelina Walter.

La familia chechena

Dirigida por  Martín Solá. Cuenta la historia de  Abubakar tiene 46 años y participa en las zkir, las danzas rituales de los sufíes chechenos. En cada zkir llega a un estado de éxtasis, que le sirve de exorcismo para liberarse del tormento que ha sufrido su pueblo durante años de ocupación. Una película radical que transmite la vibración de un territorio oprimido en una experiencia cinematográfica cercana a la hipnosis.

Documental religioso-coreográfico, la nueva película de Solá continúa con sus exploraciones en lejanos territorios. En este caso, en el corazón de una familia a través de tres ceremonia religiosas llamadas Zikr, suerte de danzas rituales casi mántricas que hacen los musulmanes sufís. Hay bailes de hombres por un lado y de mujeres por el otro, y en cada una la cámara de Solá husmea y se mete sin molestar, incomodar ni interrumpir (o al menos eso se trasluce) en estos rituales que van volviéndose cada vez más y más fervorosos y devotos. Un hombre llamado Abubakar es, en cierto modo, el centro, el guía, dentro de este mundo, de estas danzas en las que los pesares y sufrimientos que a lo largo de la historia ha padecido el pueblo chcheno parecen en cierto modo exorcizarse hasta producirse una especie de limpieza espiritual, de restitución de los orígenes y de transpirado reencuentro del hombre con su historia, su religión y su tierra.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA