Fue creado el Instituto de Música por ley

BUENOS AIRES- La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto que propone la creación del Instituto Nacional de la Música (INAMU), que aspira a promover la actividad musical en todo el país.
El proyecto fue aprobado por 131 votos a favor y 2 en contra en un tratamiento sin discursos realizado al término del debate sobre voto joven, con la sola presencia de diputados del kirchnerismo y de bloques aliados.
Se trata de una iniciativa del diputado nacional del FPV, Eric Calcagno, que había perdido estado parlamentario, y fue presentado nuevamente el pasado 24 de agosto durante un acto que contó con el apoyo de legisladores, artistas y organizaciones de la industria musical.
El texto cuenta además con el respaldo de los diputados oficialistas, Andrés Larroque, Eduardo De Pedro, Mayra Mendoza, María Luz Alonso, Anabel Fernández Sagasti, Marcelo Santillán, Marcos Cleri, Horacio Pietragalla y Leonardo Grosso, entre otros.
El INAMU tiene como objetivo «la promoción y estímulo de la actividad musical nacional; la formación integral de los artistas; la producción de grabaciones; la difusión de música en vivo, y la inclusión cultural y social en todas regiones del territorio argentino».
Entre otras cuestiones, la iniciativa busca propiciar entre los músicos el conocimiento de los alcances de la propiedad intelectual, de las instituciones de gestión colectiva, así como de aquellas instituciones que defienden sus intereses y derechos como trabajadores.
Además, establece que el nuevo organismo procurará contribuir a la formación y perfeccionamiento de los músicos en todas sus expresiones y especialidades y estimular la enseñanza de la música.
En los fundamentales se establece que el proyecto surgió «como parte de las iniciativas del Gobierno Nacional tendientes a la recuperación del Estado, apoyando incondicionalmente la cultura, la inclusión social y el crecimiento de nuestros artistas».
Desde Músicos Argentinos Convocados, respaldaron el proyecto y consideraron que con esta iniciativa «se está dando un paso muy importante para mejorar las condiciones en que se hace música en la Argentina».
El proyecto apunta además a «profundizar el concepto de Soberanía Cultural» porque permitirá «fomentar federalmente cientos de propuestas musicales que continuamente son descartadas por la, a veces escandalosa, alianza entre los medios concentrados de comunicación y la lógica de mercado».
«De la mano de la reconstrucción del país iniciada el 25 de mayo del 2003, la identidad nacional volvió a tomar forma, color y tonalidades nuevas, vivas. Con Néstor Kirchner volvió la música popular porque la patria volvió a mirarse al espejo con confianza en sí misma», se sostiene en los fundamentos.