Ante la “Alternativa Nacional”  Daer, Rossi y Solá dan su opinión

Aviso publicitario
banner moron

El peronismo tuvo una primera definición este jueves, de las muchas que se verán de acá a las presidenciales del 2019. Sergio Massa, Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto acordaron crear un grupo político que bautizaron Alternativa Nacional, como una manera de contestarle al gobierno que afirma que «no hay alternativa» salvo votar la reelección de Macri o volver al kirchnerismo.

Si bien los cuatro dejan correr sus aspiraciones de disputar la Presidencia, lo cierto es que en principio la candidatura se podría definir entre Massa y Urtubey. El cordobés Schiaretti competirá por otro turno como gobernador y Pichetto si bien viene mostrando más voluntad política de dar esa pelea, hasta ahora no logró levantar vuelo y tuvo más de un tropiezo en su desembarco en el Conurbano.

Fuentes al tanto de lo conversado en la reunión que se realizó en las oficinas del consultor Guillermo Seita -que trabaja con Schiaretti-, anticiparon que convocarán a más gobernadores. Esta foto en rigor iba a ser parte de una conferencia pública a la que estaban invitados el tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Seregio Uñac, ambos también con aspiraciones presidenciales. Ese encuentro se suspendió por la muerte de José Manuel de la Sota.

La reunión se concretó en las oficinas porteñas del consultor Guillermo Seita, asesor del gobernador cordobés Juan Schiaretti.

Manzur no se sumó porque está pasando por un momento de fuerte enfrentamiento con Schiaretti. El tucumano fue el gobernador peronista de provincia grande que mejor ganó en el 2017 y Schiaretti si bien perdió cree que por su trayectoria y el peso de su provincia, es el líder natural de los gobernadores.

La idea del flamante cuarteto, además de sumar a más gobernadores peronistas, es incorporar a «dirigentes progresistas». En ese sentido, horas antes de esta reunión porteña Urtubey compartió una actividad con el socialista santafesino Miguel Lifschitz, que también tiene aspiraciones presidenciales y viene tejiendo un polo progresista con Margarita Stolbizer, Martín Lousteau y Ricardo Alfonsín. No está claro como lo sumarían, entre otras cuestiones que todavía están muy abiertas.

Además, Massa mantuvo reuniones con Victoria Donda y con dirigentes de partidos provinciales como el MPN de Neuquén y el MPF de Tierra del Fuego. «La idea es construir algo amplio», afirmó a LPO un dirigente al tanto de lo conversado.

También se mencionó la posibilidad de unificar los bloques de diputados de Argentina Federal y el Frente Renovador de Massa, lo que generaría una bancada interesante. Los mismo que los equipos económicos, que en rigor ya venían funcionando juntos y que integran entre otros, Diego Bossio, Miguel Peirano, Guillermo Michel y Osvaldo Giordano, como anticipó este medio meses atrás.

La pregunta obvia es que definición tomará este espacio frente al kirchnerismo, que hoy concentra bajo el liderazgo de Cristina una potente fuerza electoral y está avanzando en sus propios diálogos con gobernadores y otros dirigentes

En este sentido Agustín Rossi aseguró  “No me parece mal que se junten cuatro dirigentes en tanto y en cuanto sea en el sentido de generar una gran unidad de la oposición pero si la premisa es dividir la oposición, sin dudas que favorece a (el presidente Mauricio) Macri”.Por su parte el diputado del Frente Renovador, Felipe Solá, aseguró que “no hay lugar para un macrismo blando”, apuntando contra la nueva propuesta.

“Hubo muchos lanzamientos que después quedaban antiguos porque no iban para adelante ni para atrás”, recordó Rossi comparando el nuevo espacio justicialista —provisoriamente Alternativa Argentina—, que contiene dirigentes como Urtubey, de cercanía con el macrismo, con otras que quedaron en el camino en la historia. “Tiene mucho impacto superestructural y poco impacto en el conjunto de la sociedad argentina”, agregó el legislador que también es uno de los apuntados como precandidato para disputar la candidatura presidencial de un frente electoral que tenga como eje al peronismo.

Alternativa Argentina fue presentado con una foto y un corto video con algunas imágenes del encuentro realizado en las oficinas de una consultora, en el centro porteño. “Argentina necesita un proyecto político que supere el pasado y sea capaz de devolverle las ilusiones a los argentinos. Nos dicen que ‘no hay alternativa’. No es cierto, sí la hay”, señalaron en el texto que subieron de manera conjunta a las redes sociales. Sin embargo, Urtubey y Schiaretti serían de la idea de facilitar el proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo que contempla la profundización del ajuste y el acuerdo con al Fondo Monetario Internacional. Massa, en cambio, plantea modificaciones. De lo contrario, el Frente Renovador, anunció, se abstendría. Con todo, ambas opciones viabilizan la salida del proyecto.

“No hay que confundir la ancha avenida del medio, que las elecciones nos probaron que no existía, con el peligro de que exista una especie de un macrismo blando”, indicó Solá acerca de la nueva expresión justicialista y agregó que no veía “espacio para un macrismo blando, hay demasiado blando ya en la Argentina”, ironizó. El diputado, que en lo formal integra el bloque del Frente Renovador, apuntó en una entrevista con Raúl Kollmann para el programa Rayos X: “Yo no digo que Cristina tiene que ser candidata. Digo que tenemos que estar todos juntos porque sino no hay poder suficiente para cambiar la situación”.

Su postura muestra a las claras una línea divisora con el sector “Alternativa”. Urtubey, en sus primeras declaraciones públicas después de presentar el agrupamiento, señaló que si fuera por él “avanzaría con el desafuero de Cristina”. Por ello, Solá advirtió ayer que “se juntan para dividir y para proscribir. Y el kirchnerismo son millones de votos que hay que respetar”, y afirmó que se debían unir “todas las vertientes que entiendan que hay que salir de este desastre porque va a ser muy difícil. Hay que buscar un acuerdo. No es sencillo pero sí se puede”.

Desde la CGT por su parte también  les bajan el pulgar a los cuatro jinetes: «No sirven los que se juntan para dividir»

Lo dijo uno de los integrantes de la conducción de la central, Héctor Daer. Afirmó que la existencia de dos alternativas peronistas es «un error estratégico».

«Que se junten compañeros para debatir sobre el futuro del país me parece bien. Esta historia de dos alternativa me parece un error estratégico gravísimo. No sirven los que se unen para dividir», aseguró Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, consultado por la foto de Massa, Schiaretti, Pichetto y Urtubey que se difundió esta semana.

«Si no encontramos una síntesis de un peronismo unido y dejamos de lado esta posibilidad de dos alternativas, Macri tiene posibilidad de ganar las elecciones. Los laburantes queremos una síntesis del peronismo unido, no estamos para correr el riesgo», indicó el dirigente, en diálogo con el programa radial El fin de la metáfora, que se emite por Radio 10.

De este modo, manifestó su opinión sobre la idea que proponen estos cuatro dirigentes del llamado «peronismo razonable», que rechazan competir en una paso junto a los sectores cercanos al kirchnerismo y a la propia ex presidenta Cristina Kirchner.

En otro orden de cosas, Daer señaló que «el acuerdo con el FMI fue lo peor que nos pasó en el último tiempo, no era una cosa de ir a buscar plata. El acuerdo encierra a todos en unos parámetros imposibles de hacerlo sustentable en los términos de lo social»

«Lo que se está viendo es que los sectores mayores de la Argentina que caen en situación de vulnerabilidad. Me parece de una incoherencia en términos del gobierno, hay que encarar la economía desde otro punto de vista porque sino terminas asistiendo con comida a los que se caen de la economía. Todo lo que hace el ministro de Economía lo tiene que arreglar la ministra de Desarrollo Social», puntualizó el sindicalista.

Luego agregó: «Esto se degrada día a día, las medidas de fuerzas son un instrumento legítimo que no hay que desgastar pero hay que usarlas en el momento que estén dadas las condiciones para reclamar».

«Este gobierno no tiene sensibilidad sobre el trabajo y sobre los que sufren, este tema se resuelve políticamente», concluyó el dirigente del gremio de Sanidad.

DEJA UNA RESPUESTA