En Azul los jóvenes privados de la libertad reparan muebles para las  escuelas

AZUL- Un grupo de  jóvenes en conflicto con la ley penal que se encuentran alojados en el Centro Cerrado Leopoldo Lugones de Azul, dependiente de la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires, participan de un espacio de formación laboral en el que ponen en valor sillas, mesas, escritorios y pupitres de diferentes instituciones educativas locales.

La puesta en marcha de esta iniciativa no sólo ofrece una salida laboral para quienes se encuentran privados de su libertad sino que ofrece a las instituciones educativas de la comunidad y a todas las organizaciones que conforman la Red la reparación de mobiliario escolar y de otro tipo de muebles en general.

Sobre este taller, el secretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro, sostuvo que “a través de este curso no sólo contribuimos a la formación laboral de los jóvenes, a la adquisición de hábitos vinculados a la cultura del trabajo como puede ser la adquisición de una rutina (el cumplimiento de horario y asistencia); el reconocimiento de la importancia de respetar las indicaciones de quien asume la coordinación de un equipo de trabajo, el cuidado de las herramientas y el  aprovechamiento de los recursos materiales».

«También apostamos al desarrollo de actitudes solidarias, de compromiso individual ante una tarea grupal y fundamentalmente al reconocimiento y la resocialización de quienes transitan por los dispositivos de esta secretaría”, agregó.

Además destacó que “se apunta a que las tareas realizadas resulten de suma utilidad para la ciudad y poseen el valor de otorgar a los participantes de los cursos de formación los conocimientos de un oficio de utilidad para su sostenimiento el día de mañana”.

Las capacitaciones en oficios se realizan en todos los Centros Cerrados de la provincia, y completan la educación formal tanto primaria como secundaria para más de 600 jóvenes alojados en el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil provincial, bajo la órbita del subsecretario del área, Carlos Corrales.

Los espacios de formación son coordinados por el director provincial de Institutos Penales, Carlos Corrales, junto con su par de Planificación, Ester Noat.

En el caso del curso que dicta en el Azul, está organizado por la jefa de Servicio Educativo del Centro, María Inés Laurini y cuenta con el apoyo de distintas instituciones locales, tales como la Red de Organizaciones por el Derecho a la Educación, el Proyecto de Extensión para Emprendedores “PEPE”, la Agrupación Artistas Unidos Azuleños “UAU” y el Consejo Escolar del mencionado distrito.