Entregan al Ministerio de Defensa lista con colimbas desaparecidos durante la dictadura

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

CAPITAL FEDERAL- Un grupo de ex soldados conscriptos le entregó  a la directora del Área de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa, Stella Segado, un listado de las 218 personas detenidas y desaparecidos mientras hacían el Servicio Militar Obligatorio (SMO) durante la última dictadura, para que sean reconocidas como víctimas del terrorismo de Estado. “Entregamos este listado que reúne nueva información sobre la que dispone el Estado, que actualmente reconoce 117 casos. Sabemos que hay muchos más y por eso nos presentamos”, señaló el conductor radial Ricardo Righi, quien está al frente de este colectivo denominado como “La Voz de los Colimbas”.

Se trata de un trabajo de investigación que amplía la información sobre el tema que se encuentra en poder del Estado y retoma otras indagaciones que se hicieron sobre el tema, como por ejemplo la que siguió el ex capitán Luis D’Andrea Mohr en su libro “El batallón perdido”.

“Tras la finalización de la dictadura, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) presentó un informe con 68 casos documentados de soldados detenidos desaparecidos. En los ’90, D’Andrea Mohr retomó el tema y presentó nuevos datos. Nosotros, desde nuestra condición de antiguos colimbas pretendemos seguir esa lucha”, apuntó Righi. La nómina presentada ante las autoridades del Ministerio de Defensa incluye la fecha de incorporación, la unidad en las que resultaron reclutados los soldados y la fecha de desaparición.

“Muchos de estos casos no están judicializados. Creemos que a partir de ahora, las fiscalías de derechos humanos dispondrán de nuevos elementos con los cuales avanzar en las causas de lesa humanidad”, señaló.

Las desapariciones de soldados conscriptos fue una metodología que las Fuerzas Armadas desarrollaron entre 1974 y 1983, contra todos aquellos efectivos que eran considerados como “subversivos” por los altos mandos. Además de los casos emblemáticos como el de Luis Pablo Steimberg, desaparecido en 1976 mientras hacia el SMO en el Colegio Militar, y cuyo caso se expuso durante un juicio en el cual se condenó al dictador Reynaldo Bignone, se detallan otros crímenes padecidos por estos soldados.

Entre ellos se cita el caso de Norberto Hugo Palermo, desaparecido mientras hacía la conscripción en Campo de Mayo y reconocido sin vida por sus padres en una comisaría del Noroeste del Gran Buenos Aires, en 1975.

“Al padre de este pibe le avisan que lo encuentran muerto en una comisaría. Reconoce el cuerpo, pide llevárselo y le dicen que vuelva al otro día. Ahí le comunican que su hijo no estaba y que nunca hubo ningún cadáver. Es un hecho que refleja la crueldad con la que se trató a estos pibes y a sus familiares”, remarcó Righi.