Scioli: “La gente no va a querer de vuelta volver a empezar”

BUENOS AIRES-  El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, expresó que los candidatos del Frente para la Victoria «son todos míos» y ratificó que «cuantas más dificultades haya en el camino, más voy a poner el hombro».

En sendos reportajes publicados  por los matutinos Clarín y Página 12, el mandatario bonaerense afirmó que «hay que explicarle a la gente de qué se trata esta elección y yo creo que para terminar estos dos años de gobierno que quedan por delante es importante fortalecer la gobernabilidad de quienes tenemos responsabilidades ejecutivas, dándoles el respaldo a los legisladores que forman parte del Frente para la Victoria».

«¿Qué buscamos? Tener el mayor consenso posible de legisladores para respaldar nuestras políticas. ¿Y quién lo expresa más coherentemente? Me parece que es el Frente para la Victoria», reafirmó.

Al destacar los logros del gobierno nacional en la última década, Scioli manifestó que «la gente no va a querer de vuelta volver a empezar. Se han hecho cambios tan importantes que no se deben echar atrás».

«La Asignación Universal, la reindustrialización del país, la recomposición del salario, la protección a la actividad productiva, la generación de valor en origen, los avances de ciencia y tecnología, la movilidad jubilatoria. Hay que cuidar lo que se ha hecho bien, corregir lo que se hizo mal y trabajar por lo que falta», detalló.

Además, subrayó que «hoy tenemos una Argentina desendeudada, con unas posibilidades tremendas de encauzar en la senda del gran desarrollo y para eso hay pilares muy grandes que se pusieron estos años. Esto hay que reconocerlo porque la gente es la primera en reconocerlo con su voto. Eso no significa que no haya problemas y cosas que mejorar, para eso es que está la política».

Tras desmentir haber mantenido diálogos con el jefe de gobierno Mauricio Macri en la previa del cierre de listas, admitió haberse reunido con Sergio Massa porque «yo tengo una manera de ser: no dejo de contestarle el teléfono a nadie y trato de promover el diálogo a través de acciones concretas. Hablo con todos los dirigentes de todos los sectores».

No obstante, se diferenció del intendente de Tigre y candidato a diputado nacional por el Frente Renovador al señalar que «yo fui vicepresidente y dos veces gobernador. Pero no ando comentando discursos ni estilos de otros», aunque indicó que «hay que poner las cosas en contexto, si no, parece que es todo lo mismo».

Respecto de su lugar en el kirchnerismo, el gobernador expresó que «somos un equipo que nos hemos ido complementando. Es una relación que se ha puesto a prueba en momentos límite» y resaltó que «el que tiene coraje es el que mantiene coherentemente una decisión con firmeza, cuando hay dificultades».

Al respecto, ejemplificó «cuando en 2008 opté por ponerme al lado de la institucionalidad, de la gobernabilidad, decían que me estaba suicidando políticamente, como han insinuado ahora también. O en el 2009 cuando hubo que salir a poner el pecho. O en el 2007. O en el 2003, cuando me decían que no vaya con Néstor porque medía poco cuando yo tenía la ciudad de Buenos Aires ganada, ahí también me estaba suicidando, decían».

Consultado en las entrevistas sobre su relación con los candidatos de la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires, Scioli afirmó: «Yo siento que todos son míos».

«¿En serio creen que yo me voy a quedar o ir de un espacio a ver si ponen a un candidato mío o si no lo ponen? ¿Tan poca convicción, tan poca seguridad y confianza en mí mismo y en el proyecto parece que tengo?», se preguntó.

Y luego respondió categóricamente: «El año pasado decían que no rompí con el Gobierno porque necesitaba el financiamiento para el pago de aguinaldo. Bueno, este año no necesito, pagamos el aguinaldo. Y sigo en el mismo lugar. Yo no ando cambiando».