Ya no se deberá pagar el tiempo de espera en las llamadas de los celulares

 

BUENOS AIRES- La  presidenta Cristina Fernández anunció la firma de una resolución que establece la tasación de las llamadas de teléfonos celulares cuando el abonado contesta. En su discurso, consideró necesario afrontar «una gran batalla cultural» en defensa de los intereses nacionales.

Además anunció una resolución que se publicará mañana en el Boletín Oficial mediante la cual se establece que la tasación de las llamadas de teléfonos celulares sólo comenzará cuando el abonado contesta y hasta que finaliza la comunicación.

«La resolución de la Secretaría de Comunicaciones es en ejercicio de los derechos establecidos en el artículo 42 de la Constitución, en defensa de los consumidores», afirmó la mandataria.

La jefa de Estado explicó que la resolución establece que cuando alguien habla por su teléfono celular no se le cobrará cuando empieza a establecerse la llamada, sino cuando contesta la persona o el contestador automático, y a partir de allí lo que dure la conversación, y adelantó que mañana se estaría publicando en el Boletín Oficial.

Cristina Fernández aseguró que la resolución se tomó «en ejercicio de los derechos establecidos en la Constitución nacional», para «defender a los consumidores».

A partir de esta decisión, no se cobrarán las llamadas en las cuales el usuario no logre establecer la comunicación con la otra parte, lo que actualmente sí está tarifado. Las operadoras tendrán 90 días para adaptarse a las nuevas disposiciones.

Por su parte la directora del Centro de Educación al Consumidor, Susana Andrada, consideró  que el cambio en el sistema de facturación de la telefonía móvil es «un paso muy importante», porque termina con «uno de los tantos abusos que cometieron las empresas».

«Me parece excelente que se tome esta medida; ése es uno de los tantos abusos que cometieron las empresas», indicó Andrada

«Es una sumatoria de cuestiones, desde la portabilidad numérica que abrió un poco el mercado y la competencia, se suma esta medida que se empieza a cobrar desde que se efectua la llamada, que tal vez el consumidor no lo note pero a lo largo de tantos años de abusos, se trata de empezar a poner coto a estas empresas que han tenido trato desleal a los consumidores, es un paso muy importante», sentenció.

En este contexto, dijo que la medida «abre a futuro la posibilidad de que se vayan modificando otras irregularidades que afectan a los consumidores de telefonía celular».

«Nos gustaría mucho que los legisladores, la Cámara de Diputados, saque un proyecto de ley donde regule la telefonía celular», concluyó