La presidenta defendió el comercio con moneda nacional

 

BUENOS AIRES La Jefa de Estado consideró necesario afrontar «una gran batalla cultural» en defensa de los intereses nacionales, «no solo en la Argentina, sino en ámbitos internacionales». En ese sentido, indicó que «las economías del Sudeste Asiático están comenzando a comerciar con sus propias monedas, no ya con el dólar», y que esa tendencia se proyecta como creciente en el mundo que viene.

«Tanto yo como compañeros de otras naciones tenemos la visibilidad de este cambio, que nos exige soluciones diferentes a problemas totalmente diferentes», expresó.

Por eso, parafraseándo al Jefe de Gabinete, convocó a «seguir creciendo en la tormenta, y dar por tierra con las especulaciones». «Quiero convocar a todos los argentinos a que, más que leer, piensen en lo que pasó en los último 9 años; ahí está la clave de lo que somos capaces de hacer, y de lo que nunca seremos capaces de hacer», explicó. Y abundó: «Somos muy responsables porque sabemos que sobre nuestras espaldas pesa el destino de 40 millones de argentinos, aún el de aquellos que sin darse cuenta adoptan actitudes contra sus propios intereses».

Finalmente, convocó a los argentinos a que «olviden por un momento la especulación y piensen en el país y en sus hijos». «Nadie se va a llevar nada al mas allá», concluyó.