La inseguridad alimentaria se incrementó un 71% entre 2015 y 2018

Aviso publicitario
banner moron

 

 

Este fue uno de los temas que tocó Alberto Fernández en su discurso afirmando que como sociedad nos debe avergonzar.

El dato escalofriante lo dio la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)  que advirtió que la inseguridad alimentaria tuvo un incremento del 71 % entre 2015 y 2018 en nuestro país, y fue uno de los saltos más importantes registrados a nivel mundial.

De esta manera aseguró que no solo batimos récord en endeudamiento sino que también le sumamos este triste récord.

Por esto se refirió a las medidas que se realizaron para la lucha contra el hambre y la entrega de tarjetas AlimentAR que  incluyeron  a un millón seiscientos mil niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH.

“El Plan Argentina contra el Hambre, así lo hemos llamado, es también una herramienta para motorizar la economía de abajo hacia arriba. Una cadena virtuosa, que acerque a productores y consumidores en comercios de proximidad, para que la inyección de más de 70 mil millones de pesos anuales (más de 1.000 millones de dólares) que representa la tarjeta AlimentAR quede en los pueblos de nuestra Patria”- afirmó.

A pesar de que varios medios hegemónicos hicieron notas malintencionadas diciendo que la pobre gente que por ser pobre no sabe votar, tampoco sabe comer no sabría en qué alimentos gastar el crédito se pudo saber por un seguimiento que hace el Ministerio de Desarrollo Social  que la gente se dedicó sobre todo a comprar los  alimentos recomendados: leche, carne, verduras y frutas frescas. Destinaron el 58,1 por ciento de sus ingresos mensuales que equivalen al 42,8 por ciento de los productos comprados.

Reciben un depósito mensual, la mayoría compra en tres o cuatro ocasiones, sin duda para aprovisionarse de alimentos frescos.

El 25,5 por ciento se usa para alimentos no recomendados, demasiado abundantes en sodio o azúcares. Las gaseosas o los jugos en polvo azucarados insumen el 2,5 de lo gastado.

El programa incluye talleres de educación nutricional, gratuitos y voluntarios. Pero lo determinante para volcarse a los mejores productos es la inteligencia de las familias.

DEJA UNA RESPUESTA