Los adolescentes abrazan las banderas de la educación pública y discuten cara a cara con los funcionarios

22-09-2017

 

CAPITAL FEDERAL- La reforma educativa de la ciudad  generó una importante reacción de estudiantes secundarios  en más de 30 colegios y durante más de un mes.

El principal reclamo es que  bajo el título de “Practicas Educativas”, en el último año de cursada, el 50 % del tiempo sería destinado al trabajo gratuito y precarizado.

Se incorporan tutores o facilitadores provistos por las empresas que reemplazarán a los docentes, habrá créditos pro presentismo y desempeño generando así una base de mano de obra barata flexible y descartable. De esta forma la idea de esta reforma es incorporar  a la educación las prácticas empresariales del aumento de la productividad  y de  la precarización del trabajo.

Los estudiantes, en defensa de sus derechos y con una postura definida debaten también sobre la criminalización a los estudiantes a partir de la entrada ya, en varias oportunidades de la Policía a las escuelas y de que se vuelva a agendar en todas las escuelas la educación sexual y se trate por fin en el congreso la Ley de Educación Sexual como así también se ponga el foco en el protocolo de Violencia de Género, habida cuenta de tantas adolescentes asesinadas en el país por esta causa

Luego de la frustrada reunión del miércoles con la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aries, los centros de estudiantes pidieron una prórroga de las medidas que se proponen efectuar.

Afirmaron que continuarán con la medida hasta que “se suspenda la aplicación de la reforma y se abra un espacio de diálogo con la comunidad educativa”.

“Por su carácter inconsulto y el desconocimiento del modo de aplicación y las características de fondo de la reforma, no están dadas las condiciones para que empiece a aplicarse”, dijo Santiago Lezati, del centro de estudiantes del colegio Nicolás Avellaneda, durante una conferencia de prensa.

El alumno afirmó que “la educación está en crisis” y que “no se puede seguir improvisando”, y pidió que se realice “un congreso pedagógico en 2018 para debatir y articular la nueva reforma”.

Sin embargo a pesar del amplio rechazo, Larreta afirma que avanzarán con la reforma educativa

“La gran mayoría está de acuerdo”, afirmó Larreta en declaraciones a radio El Mundo. Sin embargo, la reforma que propone su Gobierno no ha sido consensuada ni consultada con nadie. Esa es precisamente una de las críticas de la comunidad educativa. Por lo tanto, no es posible saber si “hay una mayoría de acuerdo” como dice el titular del Ejecutivo de la Ciudad.

Rodríguez Larreta, como ya lo había hecho su ministra de Educación, Soledad Acuña, volvió a afirmar que hay sectores políticos detrás del reclamo.

El jefe de Gobierno porteño afirmó “siempre vamos a estar abiertos al diálogo”. Sin embargo, en la reunión que tuvo lugar el miércoles pasado entre la ministra de Educación y cientos de delegados estudiantiles, Acuña se negó a abrir la discusión sobre la reforma que buscan imponer.

Por su parte, en el mismo tono Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación de Nación  opinó sobre la reforma educativa

“En otros confines de esta patria hay quienes paralizan la escuela y le impiden a los alumnos ejercer su legítimo derecho a la educación”, dijo.

Finocchiario, salió a bancar a su par porteña, Soledad Acuña, con una violenta frase contra los jóvenes manifestantes y los diversos sectores que se oponen a la medida: “Un montón de haraganes intelectuales”.

“No se preocupe director, porque hay un montón de haraganes intelectuales que siempre van a criticar desde la tribuna y la palabra a los que con hechos intentan cambiar el mundo”, disparó el funcionario PRO en diálogo con el director de la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) 20 en la ciudad de Neuquén, durante un acto en el que se inauguró un nuevo edificio de ese establecimiento.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *