Las farmacias del barrio pueden desaparecer

12-04-2018

HURLINGHAM- Los farmacéuticos bonaerenses se manifestaron este lunes 9 de abril frente a la Procuración General de la Nación para “respaldar el modelo sanitario de farmacias que promueve la Organización Mundial de la Salud” y rechazar el modelo “farmashopping”.Críticas al vicejefe de gabinete de la Nación Mario Quintana. Masiva presencia de los representantes de Hurlingham, Morón e Ituzaingó.

Desde hace tiempo el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires viene advirtiendo que el desembarco de la empresa Farmacity en el territorio bonaerense afectará gravemente el modelo sanitario de farmacias. Por eso la campaña “las farmacias del barrio pueden desaparecer”, parafraseando una conocida obra de Charly García.

Este último lunes, los farmacéuticos de toda la provincia -con una muy numerosa delegación del Colegio de Farmacéuticos de Morón, Ituzaingó y Hurlingham, encabezada por su presidenta Elena Pott-, se movilizaron a la Procuración General de la Nación en protesta por la instalación de Farmacity.

Los farmacéuticos se aferran a la ley 10.606 que, entre otros puntos establece, que las farmacias no son un comercio, sino un servicio público como extensión del sistema de salud, y determina que no puede haber una a menos de 300 metros de otra. Además, permite como titulares a empresas unipersonales, SRL, sin fines de lucro (mutuales) pero no a sociedades anónimas, como es Farmacity. La cadena sí pudo instalarse en la Ciudad de Buenos Aires y en varias provincias del interior. Desde la llegada de Farmacity –en 1997- han cerrado mil 400 farmacias.

La manifestación se hizo en la entrada de la Procuración, que deberá dar su opinión a la Corte Suprema de Justicia en el pedido de inconstitucionalidad de la ley provincial que efectuaron los representantes de Farmacity, la cadena de farmacias del grupo empresario Pegasus, de quien es ex directivo y accionista, el vicejefe de Gabinete del gobierno provincial, Mario Quintana.

“De aquí debe surgir un dictamen para dirimir si el modelo de farmacias debe ser sanitario o un modelo de mercado por encima de la salud, como pretende Quintana”, dijo, frente al edificio de la Procuración la titular del Colegio de Farmacéuticos bonaerense, Isabel Reinoso.

La demanda de la firma para poder operar en la provincia de Buenos Aires comenzó en 2012, pero la Justicia bonaerense rechazó ese requerimiento en todas las instancias. No obstante, en septiembre pasado la empresa interpuso un recurso de queja ante la Corte Suprema nacional, que se encuentra evaluando el caso.

“Después de haber perdido en todas las instancias el juicio que inició Mario Quintana a la Provincia para poder instalar estos negocios, apeló a la Procuración”, expuso la titular del Colegio de Farmacéuticos bonaerense María Isabel Reynoso, que además señaló: “confiamos en la Justicia, confiamos en el procurador interino Dr. (Eduardo) Casal, pero no en el vicejefe de gabinete de la Nación, no confiamos en Quintana que permanentemente busca favorecer a esta empresa que es suya porque no vendió las acciones y esto está pasando por el lugar en el Ejecutivo que ocupa”, añadió la dirigente colegiada.

La delegación de los farmacéuticos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó también protestó por el acuerdo del gobierno con PAMI. “Manifestamos la disconformidad de nuestra red de farmacias de la decisión y consecuencias del acuerdo entre el gobierno y las cámaras de la Industria para la provisión y dispensa de medicamentos a los jubilados” denunciaron.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *