La situación en la CGT se complica y se anticipa una ruptura

05-02-2018

BUENOS AIRES-  El triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo atraviesa una fuerte crisis y la ruptura en los hechos ya está dada, aunque aún no se dio el paso formal. Este miércoles, la CGT reunió a su Consejo Directivo que, por mayoría, definió acoplarse a la movilización convocada por camioneros para el próximo 22 de febrero contra las políticas del Gobierno nacional. A esa reunión faltó Héctor Daer, uno de los triunviros, quien puso en duda la presencia de su gremio, Sanidad, en esa marcha.

Ante esta posición adoptada por su compañero de conducción de la central obrera, Carlos Acuña, otro de los triunviros, fue muy duro y lo acusó de estar “al lado de los patrones” al tiempo que lo calificó como “carnero”.

“Héctor Daer defiende a los patrones. No tenemos que rediscutir nada (del triunvirato), la CGT está para defender a los trabajadores. Que Daer haga lo que quiere, si lo pusieron para defender a los trabajadores no puede estar al lado de los patrones”, sostuvo Acuña en declaraciones a Radio 10. Ayer, Daer había manifestado que “más allá de la marcha de una organización, tenemos que generar un gran debate. Si organizaciones que fogonearon mucho el conflicto en diciembre, cuando hubo que parar por temas concretos como la reforma previsional no aparecieron y no pararon, ese es el principio de un análisis”.

Pero Acuña redobló la apuesta y afirmó que “algunos dirigentes se creen que son artistas de televisión. Faltan y van a la tele a hablar mal de la CGT, responden a otros intereses. Siempre hubo carneros en la vida”. Por eso, adelantó que “si Héctor Daer no se va solo de la CGT, lo van a echar los trabajadores”. El dirigente de Sanidad había manifestado este sábado que si esta conducción de la CGT no lograba priorizar la unidad del movimiento obrero, el confederal debía elegir una nueva conducción.

Por otro lado, Acuña apuntó contra el Gobierno por intentar “instalar este tema de Moyano para ponerle techo a las paritarias, no hablar de los despidos, avanzar contra los convenios colectivos. Todo para la patronal”. Además, despegó al sindicalismo de aquellos dirigentes detenidos en el último tiempo e hizo referencia a Marcelo Balcedo, quien “era empresario de medios, ¿dirigente sindical de qué? Esos son problemas particulares y ellos tendrán que resolver”.

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *