Hijo de médico militar que anestesiaba a personas a los que luego arrojaban al mar lo denunció públicamente

13-11-2017

 

BUENOS AIRES- Julio Verna se desempeñó como médico en Campo de Mayo durante la última dictadura cívico militar y fue el responsable de anestesiar a los detenidos arrojados desde aviones al Río de la Plata.

Un informe de Telefe Noticias reveló la historia de Pablo, que se animó a denunciar las atrocidades que cometió su padre gracias a la información que rescató de su entorno familiar. El médico capitán trabajó en Campo de Mayo y participó de los conocidos ‘vuelos de la muerte’ circula por las calles porteñas con total impunidad.

Según el informe Verna tenía influencia entre los detenidos que llegaban al “campito” desde la zona norte de la provincia de Buenos Aires, el centro clandestino por donde pasaron al menos cinco mil personas, el más importante por la cantidad.

Mientras su hijo mayor Pablo detalló cómo su padre se encargaba de anestesiar a las personas que “seguían respirando pero quedaban totalmente paralizadas” antes de ser arrojadas al agua, además de su participación en las patotas que secuestraban personas señaladas.

El denunciante repasó cómo llegó a la verdad en su seno familiar: primero confirmó dichos de su madre con otros familiares que suscribieron las historias y luego interpeló a su propio padre en 2013. Sin embargo, las leyes vigentes prohíben que los hijos denuncien a sus padres, salvo en los casos de delitos cometidos por el padre contra el hijo.

Este caso junto a algunos parecidos forma parte del colectivo Historias Desobedientes, una iniciativa de hijos de genocidas que presentó un proyecto en el Congreso, que propone reformar los artículos 178 y 242 del Código Procesal para poder testificar contra sus progenitores en un juicio penal.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *