Cristina cerrará la campaña de Unidad Ciudadana en La Matanza

10-08-2017

LA MATANZA- La precandidata al Senado encabezará esta tarde el último evento previo a las elecciones legislativas del domingo. El municipio con mayor cantidad de electores en toda la provincia espera convertirse en el bastión del espacio de cara a los comicios. Ayer Cristina visitó Merlo, el distrito con más electores de la primera sección.

Según las encuestas, la figura de la precandidata al Senado se posiciona sobre los 50 puntos en el distrito.

El cierre no será multitudinario, la última aparición antes de la veda la tendrá en González Catán en una sede de la Universidad que todavía no pudo abrir sus puertas a la comunidad educativa por responsabilidades repartidas entre el Gobierno nacional y la administración de María Eugenia Vidal.

El bunker de Unidad Ciudadana tendrá lugar en el estadio de Arsenal en Sarandí, y hasta el momento no se sabe si las puertas del campo serán abiertas para el ingreso de la militancia.

Ayer en Merlo Cristina se presentó en un encuentro de clubes de barrio y escuchó la situación que están atravesando producto del tarifazo. Allí destacó que “Unidad Ciudadana es un límite a todo esto” y consideró que “no es justo que estemos discutiendo trabajo cuando lo teníamos y no es justo que estemos discutiendo remedios para los viejos cuando todos tenían remedios”.

“Cuando en una sociedad el problema es el trabajo porque no hay, es la comida porque falta, son los servicios públicos porque no se pueden pagar, o los remedios que no se pueden comprar, ahí estamos en lo que yo denomino el piso democrático, que es un piso previo a cualquier partido político”, resaltó Cristina.

No obstante, se preguntó “¿qué fuerza política puede no conmoverse ante la falta de trabajo, comida, de la plata de los remedios o de no pagar los servicios?, por eso digo que Unidad Ciudadana, y que juntos los ciudadanos y ciudadanas tienen que expresar un límite a todo esto”, agregó.

En el encuentro los dirigentes aseguraron que el Gobierno los ignora y hablaron de los tarifazos. Aníbal Miranda, vicepresidente del Club Independiente de Merlo resaltó que “nosotros detectamos los problemas qué hay en los barrios porque estamos”.

Por su parte, Paola Lajman del Club Nahuel de Merlo sostuvo: “Representamos a las familias y a los vecinos porque los clubes son de la gente, no de los dirigentes”. También contó que con los padres “hacemos rifas para organizarnos para ayudar a los profesores que viven de esto. Nosotros no celebramos que un chico este preso, queremos que los chicos estén haciendo deportes”.

Marina Lesci, Presidenta del Club Defendores de Banfield, Lomas de Zamora contó que “nos llegaron facturas de 34000 pesos y no podemos pagar y obviamente no puedo aumentar la cuota social. El Gobierno no toma dimensión de lo que significa que un club cierre”.

En tanto Cristina aseguró que los clubes de barrio “son un símbolo de organización social y solidaria”, al tiempo que destacó que “pese a todas las dificultades los clubes siguen funcionando. Verlos a ustedes de pie me da la fuerte esperanza que vamos a salir”, afirmó.

Finalmente, la ex presidenta enfatizó que los problemas “no son partidarios. La factura de luz no es partidario, la tenemos que pagar todos.  La comida no es un problema partidario, es un problema de todos”. “Unidad Ciudadana es un límite a todo esto.  Van a tener que escuchar, así no podemos seguir”, concluyó.

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *