Se realizará un mayor seguimiento a condenados por delitos sexuales que pidan salidas transitorias

BUENOS AIRES- La Cámara de Diputados convirtió en ley un proyecto que establece que los delincuentes sexuales que soliciten el beneficio de salidas transitorias deberán recibir asistencia de equipos profesionales, que evaluarán las posibilidades de reincidencia.
La iniciativa, que se votó sin debate y por unanimidad, apunta a «reducir la probabilidad de reincidencia» y busca una «adecuada inserción al medio social de las personas condenadas por delitos graves contra la integridad sexual».
Se trata de una propuesta presentada en 2009 por los diputados Diana Conti y Carlos Kunkel, meses después del crimen de Soledad Bargna, asesinada el 22 de mayo de ese año en su departamento del barrio de Caballito por un vecino que gozaba del régimen de salidas transitorias y semilibertad.
El proyecto ya había pasado por el Senado semanas atrás, pero la Cámara Alta introdujo modificaciones y el texto volvió a Diputados, donde esta noche recibió sanción definitiva.
De acuerdo con la norma, serán creados equipos de profesionales especializados en la asistencia de delincuentes sexuales, que deberán informar al Juez de Ejecución cuando se requieran salidas durante el cumplimiento de la pena.
La idea es asegurar que, antes de emitir cualquier resolución, se realice un pormenorizado análisis sobre las circunstancias personales que rodean al condenado, mediante informes elaborados por un equipo interdisciplinario.
La iniciativa no prohíbe el goce de las modalidades de ejecución de la pena, que contribuyen a la reinserción social, sino que efectivizan los derechos de los reclusos dentro del sistema en el cumplimiento de su pena.