Vecinos de Saladillo cortan ruta mientras hermana denuncia venganza

SALADILLO Un grupo de habitantes de la ciudad bonaerense de Saladillo interrumpió la tarde de ayer el tránsito en la ruta 205, para reclamar el esclarecimiento del ataque sufrido el sábado último por una adolescente de 14 años.
Los manifestantes incendiaron neumáticos dispuestos sobre el asfalto en ambos sentidos del camino, indicaron fuentes policiales.
Según las primeras pericias, la víctima presenta golpes en diferentes partes del cuerpo que requirieron su internación, primero en un hospital local y luego en un centro médico de La Plata.
Los estudios, sin embargo, no pudieron determinar si la adolescente fue violada, como se especuló en un primer momento.
Por su parte la La hermana de la adolescente golpeada y abusada el fin de semana en Saladillo aseguró que el ataque contra su hermana «no fue una simple golpiza» sino que fue parte de «una venganza», y cuestionó al fiscal que investiga el hecho.
«Fue una venganza», dijo este mediodía a la prensa la hermana de la adolescente y vinculó el ataque a una supuesta relación sentimental que su hermana mantuvo con un joven que el último viernes se suicidó en su casa de la ciudad de Saladillo.
«Desde un primer momento se dijo que el chico se suicidó por culpa de mi hermana. Pero no tenían una relación seria, por más que hubieran discutido o se hubieran separado, tendría que estar muy loco para suicidarse por una chica de 14 años», dijo la mujer.
Además, agregó que tanto ella como su familia no estaban al tanto de esa relación y que fue la propia adolescente quien se lo contó el viernes último tras conocerse el suicidio de ese joven.
«Mi hermana no estaba asustada. Estaba bajoneada», aseguró la mujer, quien agregó que su hermana «había sido amenazada por (la red social) Facebook», pero aclaró que esas amenazas se la habían realizado los amigos, quienes después la borraron.
El único joven detenido por el hecho es un amigo de ese muchacho que se suicidó, a su vez novio de una de las amigas de la adolescente golpeada, explicó la mujer.
«Desde un principio dije que no fue una simple golpiza, mi hermana está muy traumatizada. Fue alguien que la conoce. Mi hermana no tiene daño cerebral, así que cuando reaccione, cuando despierte, va a contar todo», afirmó.
Para la mujer, no hay dudas de que «se trató de un ataque sexual», y criticó a las amigas de su hermana, de quienes dijo que «se contradijeron todo el tiempo», y agregó que «la última que estuvo con mi hermana es la novia del detenido».
«Siempre dije que el agresor está dentro del círculo de amistades de mi hermana», explicó la mujer, quien aseguró que «hace cuatro o cinco meses mi hermana perdió un embarazo de siete meses, por lo que estaba tratándose psicológicamente porque le costó mucho salir adelante».
En tanto, la hermana de la adolescente cuestionó al fiscal del caso, Alberto Sarramone, de quien dijo que no está de acuerdo «con algunas declaraciones que hizo, por ejemplo que mi hermana no estaba desnuda cuando en realidad estaba desnuda de la cintura para abajo».
Finalmente, la mujer descartó la hipótesis de que exista un «psicópata serial», tal como lo había afirmado ayer el fiscal, ya que dijo que «los casos anteriores no se relacionan en nada» con los de su hermana
«Las chicas que fueron golpeadas, no se conocen», afirmó la mujer.