Víctor Hugo Morales: «El FIFAgate va a destapar una olla gigantesca»

Por Juan  Manuel Mannarino (Agencia INFOJUS) Desde Francia, donde cubre el torneo de Roland Garros, Victor Hugo Morales habló del FIFAgate en excluisiva con Infojus Noticias. El papel de los medios regionales en el escándalo, y la oportunidad para desmantelar lo que el relator llama «una estructura mafiosa que está amparada en una impunidad que la FIFA ya no puede sostener».

Víctor Hugo Morales está en Francia cubriendo Roland Garros, uno de los torneos de tenis más importantes del mundo. Desde su cabina, en París, habló sobre el escándalo de corrupción internacional de la FIFA. “Siento alivio porque soy parte de un grupo de periodistas que viene denunciando el negocio sucio del fútbol. Y, por otro lado, estoy sorprendido porque nunca pensé que se iba a ventilar de esta manera, con la investigación rigurosa de una fiscal que puso en jaque a empresarios inescrupulosos”, dijo a Infojus Noticias.

Para Víctor Hugo, la investigación judicial que destapó el escándalo en la FIFA “es absolutamente confiable, hay una fiscal empeñada en hacer justicia. Ella seguramente se asombró  en un comienzo de las pruebas que recolectó, y después no tuvo reparos en avanzar hasta las últimas consecuencias en una acusación rigurosa y prolija sobre la corrupción mundial del fútbol”. Y agregó: “No acuerdo con las sospechas que hay acerca de una operación para boicotear el mundial de Rusia y de Qatar. A Estados Unidos no le va a cambiar nada que haya un mundial en esos países. Es absurdo pensar que las 160 páginas de la instrucción estén en esa línea, como también me niego a pensar que la denuncia cayó después del fallecimiento de Julio Grondona. Esto iba a ocurrir en algún momento, no podía ser que la corrupción siguiera intocable”.

El periodista de Radio Continental dijo estar interesado especialmente en la conexión local y apuntó al Grupo Clarín. “Cuando Clarín omitía la información lo único que estaban haciendo era reconocer las implicancias que tienen. Ahora deberán poner la cara. Porque esto es TyC, esto es Fox porque a ese canal le prestan sus servicios. Esta es la corrupción de toda la vida que hemos hablado. Es la confirmación de lo que sospechamos durante toda la vida», dijo.

-¿Cuál es esa estafa?–preguntó Infojus Noticias

-La maniobra a nivel local se vincula con la hegemonía de determinados medios, y entonces hay que mirar el panorama regional. Hay una complicidad con Brasil que es evidente. Clarín y O´Globo se reparten un negocio millonario sobre los derechos televisivos. Es una red que implica a otras empresas, como el conglomerado Traffic. Esta denuncia pone en evidencia el fraude y la asociación ilícita. Fijate que O´Globo salió a defenderse  colocándose en un lugar de víctima empresarial a la que le sacaron negocios. Un disparate.

-¿Y cómo es el procedimiento específico del fraude?

-Hay un principio fundamental que se sostiene en la ética y se quebranta en el negocio del fútbol. La estafa opera sobre la base de que los medios de comunicación, que debieran controlar y fiscalizar el funcionamiento empresarial, se convierten en poderosos grupos empresariales que dominan  millones e influencias en todo el mundo. Como viejo denunciante de ese mecanismo, no puedo más que contentarme de que el escándalo que salió a la luz va a destapar una olla gigantesca. No es posible que los periodistas seamos juez y parte. Es hora de cortar con esa idea del periodismo corrupto al servicio de los negocios empresariales. El periodismo tiene  que recuperar el sentido de ser un ente crítico y de dar valores a la sociedad para que piense y sepa diferenciar qué intereses entran en juego.

-¿De qué forma se afectará al negocio del fútbol en la Argentina?

-Ojalá sea una oportunidad para desmantelar la estructura mafiosa que está amparada en una impunidad que la FIFA ya no puede sostener. Esta corrupción  es de la FIFA, de la Conmebol, del fútbol nacional. Todos los implicados deben ser investigados seriamente, con el rigor de la ley y esto servirá como antecedente jurídico para otras investigaciones. Después de la suspensión del clásico River-Boca por la Libertadores, sentimos una profunda tristeza por cómo se manchó el futbol, pero no era una imagen nueva. Fue una prueba más de la corrupción, porque los dueños del espectáculo querían seguir como si nada hubiera ocurrido.

-A uno de los imputados en el FIFAgate, Alejandro Burzaco, se lo vio esa noche caminando en la cancha. ¿Qué opinión le merecen los tres procesados argentinos?

– De Hugo Jinkis y su hijo Mariano, directores de la empresa Full Play, no puedo más que decir que son empresarios asociados a negocios sucios. Pero de Burzaco me consta que no sólo es un empresario sino alguien que maneja muchísimo poder por haber sido un hombre de confianza de Grondona. Es alguien enquistado en el manejo del fútbol local e internacional. Como presidente de Torneos y Competencias, además, se manejó bajo conductas mafiosas. Esa noche del partido estaba tratando de conseguir que el partido siguiera jugándose, por encima de las víctimas que fueron los jugadores de River. ¿Qué hacía allí? Burzaco fue el que me prohibió ir a transmitir el Mundial de Brasil por haber sido crítico de los negocios de Clarín. Así se maneja esta gente. Pero ahora confío que la justicia le puso un freno. Estoy seguro que el oprobio y la decadencia del manejo empresarial del fútbol y de la complicidad periodística  se va a terminar a partir de esta causa.