El día que «El gobierno volvió a manos de la gente»

 

El presidente electo Alberto Fernández festejó junto a Cristina Kirchner y Axel Kicillof el cambio de ciclo. Miles de personas colmaron las calles para acompañar a los elegidos.

La marcha peronista y el estallido fue en el mismo instante que Mauricio Macri reconoció la derrota en su bunker despojado de los tradicionales globos amarillos.

La fórmula ganadora nacional y provincial estaban acompañados en el escenario por Sergio Massa, Máximo Kirchner, Malena Galmarini, Guado De Pedro, Andrés Larroque, Verónica Magario, Juan Cabandié, entre otros dirigentes de peso. Emblemática fue en el escenario también,  la presencia de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto,  Buscarita Roa, de Abuelas; Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora, y Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas

 

«Mañana me reuniré con Macri para ver cómo transitamos esta etapa sabiendo que el presidente es él. De aquí en adelante sólo nos queda cumplir con lo prometido y ojalá nuestros opositores sean conscientes de lo que han dejado y nos ayuden a reconstruir las cenizas» dijo Fernández en su primer discurso como presidente electo.

Alberto se dirigió a la multitud presente  «Buenas noches, Argentina. Le agradezco a todo el pueblo que hoy fue a votar e impuso una nueva lógica. Gracias por el compromiso para construir una Argentina más igualitaria. Estoy seguro de que ése es el mandato de los que nos votaron. Éste es el Frente de Todos. Los tiempos que vienen no son fáciles. Quiero agradecer a Lavagna que me llamó prontamente», dijo. Parece que el presidente tardó en hacerlo, pero finalmente lo hizo y lo invitó a desayunar hoy. «Me reuniré con Macri a ver cómo transitamos el tiempo que nos queda sabiendo que el presidente es él», dijo, pero aclaró que va a hacer todo lo posible como presidente electo para aliviar el sufrimiento de los argentinos.

«Yo creo que las casualidades no existen. Los primeros días de mayo le había dicho a Alicia Kirchner que quería visitar Santa Cruz. Y Cristina me ofreció la candidatura. Fue mi primer viaje. Gracias Néstor donde estés. De aquí en adelante sólo nos queda cumplir con lo comprometido y cada palabra fue un compromiso ético con cada uno. Vamos a hacer todo lo que haga falta para revertir la situación que vive la Argentina. Y ojalá que quienes sean nuestros opositores en estos cuatro años sean conscientes de lo que han dejado y nos ayuden a reconstruir las cenizas. Recuérdenlo: vamos a ser la Argentina que nos merecemos. Vamos a volver el país que soñaron nuestros mayores. Vamos a hacerlo todos y todas», dijo

En el tramo final de su mensaje, Fernández complementó la vocación dialoguista propia de toda transición con un duro llamado al macrismo a hacerse cargo de los pésimos resultados de su gestión. “Ojalá que quienes sean nuestros opositores sean conscientes de lo que han dejado”, cargó. Y agregó: “Hoy el gobierno volvió a estar en manos de la gente”.

Antes y después de su discurso, los presentes cantaron a favor de Néstor Kirchner a nueve años de su fallecimiento. «Néstor no se murió, Néstor no se murió, Néstor vive en el pueblo la puta madre que te parió» coreaban.

Y los invitados al sector VIP del complejo Art C también estaban exultantes: Leopoldo Moreau, Pino Solanas, Iván Noble, Gregorio Dalbón, Esther Goris, el metrodelegado Roberto «Beto» Pianelli, Héctor Daer, Iván Noble, Itaí Hagman, el dirigente gremial Sergio Palazzo, Roberto Baradel, Dora Barrancos y varios integrantes del grupo Callao también fueron de la partida.

Coincidieron en señalar que «por suerte» el ciclo de Macri fue corto, pero «intenso» porque cometió muchos errores. Afuera, miles de personas empezaron a acercarse desde temprano a festejar el fin de ciclo. Un jubilado dijo a este diario: «vine a festejar que sigo vivo. Porque sigo vivo de milagro». Muchas familias empobrecidas por el macrismo fueron a pasar la tarde con sus hijos y se veía una cantidad enorme de jóvenes. Pinturas de Alberto y Cristina, remeras y banderas, como siempre en estos actos, eran ofrecidas por los los vendedores ambulantes.

DEJA UNA RESPUESTA