«Cristina Recargada»: en actos y con la prensa no deja tema por hablar

LOMAS DE ZAMORA/CAPITAL FEDERAL En el marco de una actividad de campaña de cara a las elecciones de octubre que encabezó en Lomas de Zamora por el Día del Jubilado, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner destrozó lo que Cambiemos presentó como «logros», en referencia al comedor que inauguró el mandatario Mauricio Macri y la foto que primero tuiteó y después bajó la ministra de Desarrollo, Carolina Stanley, de un hombre desocupado que tuvo que poner una parrilla en la puerta de su casa para sobrevivir.

La candidata a senadora de Unidad Ciudadana apuntó contra el comedor que inauguró Macri «como un logro» y la foto que tuiteó la ministra Stanley de un hombre sin trabajo que puso una parrilla en la puerta de su casa. «Quiero que quienes gobiernan este país no me hablen del futuro, quiero que se ocupen del presente», expresó.

«No hay que sacarse fotos con los pobres, hay que sacarse fotos cuando los pusimos en el lugar donde tienen que estar, en el de la dignidad», disparó la candidata a senadora nacional por le provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana sobre la insólita imagen que subió Stanley y que, acorralada por las burlas, luego eliminó de Twitter.

Cristina también opinó sobre el comedor inaugurado que el Presidente mostró como un logro de gestión: «¿A quién se le ocurre inaugurar comedores como un logro? Hay que gestionar para que no sea necesario abrir más comedores y merenderos. El lugar a donde un chico tiene que ir a comer es su casa y con los padres después de salir del colegio. Que no nos cambien la bocha”.

Acompañada por el intendente local Martín Insaurralde, la exjefa de Estado reflexionó que «la gente no puede vivir esperando que le prometan que el futuro va a llegar, porque la comida y las tarifas hay que pagarlas hoy», y en ese sentido diferenció la actual administración macrista de la gestión que encabezó hasta diciembre de 2015: «Nosotros nunca les prometíamos futuro, construíamos presente que es lo que la gente está necesitando. Construir presente».

«¿Si no tenés laburo de qué futuro me estás hablando? Si no tenés más remedios porque no los podés pagar; si tu pibe no consigue laburo, si el pibe de la primaria tenía netbooks y libros y ahora no, ¿de qué futuro nos están hablando?», se preguntó CFK.

En esa línea, la exmandataria expresó su deseo de que «quienes gobiernan este país no hablen del futuro», sino que «se ocupen del presente».

«Esta es la gran pregunta: ¿cómo estaban antes y cómo están ahora?», exhortó la aspirante a ingresar a la Cámara alta nuevamente comparando el Gobierno de Macri con sus dos períodos al frente del poder Ejecutivo nacional, y por eso llamó a votar por Unidad Ciudadana en los comicios legislativos del mes próximo: «Este 22 de octubre hay que votar por el presente, por el hoy y el ahora».

Finalmente, Cristina sostuvo: «Un país necesita que sus hombres y sus mujeres vivan con la esperanza de que el día de mañana va a ser mejor que ayer».

También profundizó varios conceptos en una entrevista concedida al periodista Víctor Hugo Morales en am750. Allí se  refirió al nacimiento del movimiento NiUnaMenos y destacó: «las argentinas pudimos exportar las ideas del feminismo». Además, contó que perdió un embarazo en el quinto mes de gestación por un aborto espontáneo y que «fue un trauma muy fuerte».

Respecto de la masividad que tomaron las movilizaciones convocadas por mujeres que luchan contra el machismo, sostuvo: «Veo que el Ni Una Menos se fue transformando. Es un ejemplo de lucha». En ese sentido, destacó que «el Ni Una Menos es tomado como ejemplo en Europa. Antes las ideas siempre venían de allí para acá. Por primera vez, las argentinas pudimos exportar las ideas del feminismo», elogió.

La exjefa de Estado opinó acerca de las banderas que levanta el feminismo y las exigencias del movimiento, que no sólo se limitan a pedir que la violencia machista acabe, sino que critican a un sistema que oprime a la mujer en todos sus aspectos: «Las mujeres entendieron que su sujeción al patriarcado también es un modelo político y económico», celebró.

Al  ser consultada acerca de su postura respecto de la legalizacón del aborto, la exmandataria dijo que su posición «es conocida», aunque reconoció que «la discusión está en la sociedad y es real». Además, contó la pérdida de un embarazo en el quinto mes de gestación por un aborto espontáneo y confesó que «fue un trauma muy fuerte» y que le dijeron que «con la tecnología actual se hubiera salvado».

Cristina se defendió asimismo  de las acusaciones en su contra, tras la pericia de Gendarmería que asegura que Alberto Nisman fue asesinado.

Elisa Carrió fue quién apuntó contra la candidata a senadora de Unidad Ciudadana como autora del presunto homicidio, en lo que CFK definió  como «un disparate mayúsculo»

La exmandataria resumió en una frase su pensamiento sobe el tema al asegurar que se trata de «una inmensa bomba de humo para ocultar a Santiago Maldonado».

La exjefa de Estado sentenció que  «la pregunta que se le va a seguir haciendo a Gendarmería y al Gobierno es dónde está Santiago Maldonado, que es la pregunta que deben responder».

En la entrevista analizó el panorama político y los principales temas en la segunda parte de la campaña al tiempo que suceden hechos que conmueven a la opinión pública como la desaparición de Santiago Maldonado y la escalada de violencia por parte del Gobierno de Mauricio Macri.

«Uno se levanta todos los días con algo brutal, lo de las viviendas de los mapuches tiene que ver con las cacerías de mujeres y la marcha del primero de septiembre. Están construyendo la figura del enemigo interno que apuntan a la fractura social que es lo que necesitan», aseguró Cristina.

La principal candidata de Unidad Ciudadana repasó la caída del consumo en supermercados y shopping en especial alimentos, bebidas y ropas, y resaltó que «estábamos en un país que comprábamos en cuota los autos y las heladeras, ahora pagamos los servicios».

«Tenemos un Presidente más de spot que de gestión, el único que trabaja todo el día es Caputo, está todo el día generando deuda. Cuando sos presidente tenés que dar respuestas del presente, no podes hablar como si fueras el candidato a presidente, las promesas las hicieron en 2015», apuntó contra el gobierno de Macri.

En cuanto a la apertura de importaciones, Cristina consideró que «pensar en una Argentina sin industria es condenarse a ser mera productora de granos» y se preguntó: «¿Cómo sostenes 43 millones de personas con vida digna y que puedan consumir si no hay industrias?».

«De cada 3 bonaerenses 2 no están de acuerdo con el ajuste y la política económica, el posicionamiento de las PASO nos deja en el lugar de hacer una oposición seria y no presionable. Lo grave es la gente que ha sido votada para una cosa y después tiene un voto distinto», analizó sobre la elección de octubre.

CFK no evitó hablar del despido del conductor Roberto Navarro de C5N: «Lo de Navarro no puede verse como un hecho aislado y único. Hay un apriete sobre las voces disidentes» y se preguntó: «¿El Presidente se animará a un mano a mano de 2 horas con Horacio Verbitsky o Roberto Navarro en vivo?».

«La sociedad tiene el desafío de canalizar institucionalmente y democráticamente sus voluntades. Llevan gente presa por pasar por una manifestación o por lo que pones en Facebook. Es muy peligroso, las cosas que le pasan a los demás le pueden pasar a uno. Desde que te lleven preso o pierdas el trabajo», alertó sobre lo que sucede en muchos puntos del país.

Sobre la propuesta legislativa de Unidad Ciudadana aseguró que «nuestro bloque en la cámara de diputados ha votado en contra de todo lo malo contra la sociedad, ahora hay que visibilizar las políticas ante la sociedad además de ser oposición». No obstante, no le escapó a la pregunta sobre cómo será su arribo al Senado: «Nunca me senté al lado de Pichetto. Yo peleo por ideas y proyectos de país no por sentarme en una banca».

Por último habló sobre su relación con el Papa Francisco y resaltó que la recibió «cuando era Presidente, no me parece que pueda ser interpretado como un gesto preferencia», pero destacó que tiene «una mirada similar a los problemas: Laudato Si y la condena al neoliberalismo».

DEJA UNA RESPUESTA