Sica acusó a empresarios de ser “socios de los sindicatos”

 

El ministro de Producción le respondió al dueño de una prepaga, quien durante una exposición del funcionario dijo “eso es todo piripipí”.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, no la pasó bien. No estaba sin embargo ante trabajadores cuyos salarios perdieron frente a la galopante inflación o representantes de gremios se sectores a los que la recesión está diezmando. Fue en el exclusivo Rotary Club de la Ciudad de Buenos Aires, rodeado de empresarios, donde podría haberse esperado que se sentiría más que cómodo.

Sin embargo, tras una larga exposición acerca de los grandes beneficios del modelo económico impulsado por Mauricio Macri desde la Casa Rosada y la renovada promesa de un futuro venturoso plagado de brotes verdes en el corto y mediano plazo, algunos de los presentes no pudieron evitar responder a sus palabras con sorna.

Quien interrumpió al ministro de Macri fue el doctor Gustavo Criscuolo, presidente de la empresa de Medicina Prepaga Medical’s, según consignó Letra P. Desde la mesa que ocupaba, muy cerca desde donde Sica explicaba las bondades del modelo, es escuchó un indisimulable “eso es todo piripipí”.

Sica lo escuchó y tras dudar un segundo le respondió. “No es todo piripí, es mucho más que eso” disparó visiblemente molesto por no poder estar cómodo ni entre quienes podrían considerar como propios y terminó admitiendo, sin tener mucho para defender, que “es fácil hablar desde un Excel, lo difícil es estar acá”.

De allí en más todo fue barranca abajo y Sica dejó traslucir el fastidio que tiene el Gobierno con algunos sectores industriales que, en teoría, deberían apoyarlo y que ahora ven con interés la posibilidad de una candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

“Con la economía cerrada, muchos sectores empresarios se hicieron socios de los sindicatos, luego se dan vuelta y vienen a pedir subsidios al Estado”, se quejó Sica y reclamó que los empresarios “tienen que hacer un mea culpa”.

“El camino que elegimos es el que no tiene atajos, que puede ser largo y doloroso, pero es el que nos va a dar un marco para una economía sustentable”, defendió el funcionario, quien también respondió a declaraciones del titular de la principal alimenticia del país, Luis Pagani. Días atrás Pagani advirtió: “Esta tasa nos está matando”. Sin embargo para Sica resulta “impensable” que las tasas de interés, que treparon por encima del 64% anual, en el caso de las Leliq, se puedan mantener por largo plazo. “Estamos tratando de estabilizar la economía”, justificó pero advirtió que “estas tasas tienen que seguir” hasta que se logre el objetivo.

DEJA UNA RESPUESTA