Se sancionaron las modificaciones a la Ley de Trata

BUENOS AIRES- La Cámara de Diputados convirtió anoche en ley el proyecto que modifica la normativa sobre prevención y sanción de la trata de personas, incorporando severas penas para quienes incurran en ese delito, en una votación unánime respaldada por 224 diputados de la mayoría de los bloques del cuerpo.
La iniciativa fue debatida en el marco de la convocatoria a sesiones extraordinarias impulsada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tras conocerse el fallo de la justicia tucumana que absolvió a los 13 acusados de la desaparición de la joven Marita Verón.
El debate, que se extendió por poco más de nueve horas, se desarrolló con la presencia de Susana Trimarco, quien fue aplaudida por los diputados cuando el presidente de la Cámara, Julián Domínguez, anunció que se encontraba en uno de los palcos del recinto.
También siguió el debate desde la Cámara baja, la senadora tucumana Beatriz Rojkes, esposa del gobernador de esa provincia, José Alperovich, y autora, junto al senador (mandato cumplido) Sergio Mansilla, del proyecto que se debatió hoy .
Además, los diputados exhibieron en sus bancas fotos de Marita Verón con el reclamo de justicia y otras imágenes con huellas de manos de color rojo con la leyenda «No a la Trata».
En la votación, a la que sólo faltaron 31 diputados, se registró una abstención, perteneciente a la diputada de Democracia igualitaria y participativa, Marcela Rodríguez.
En el inicio de la sesión, el diputado nacional por Río Negro del Frente para la Victoria, Oscar Albrieu, aseguró que la iniciativa «es un paso más contra la injusticia».
«Vamos a votar convencidos esta ley porque es un paso más que damos en la lucha contra la injusticia, en la defensa de los olvidados de la historia», enfatizó Albrieu, titular de la comisión de Legislación Penal de la cámara baja, al hablar en el recinto como miembro informante del dictamen de mayoría.
También, la oficialista tucumana, Stella Maris Córdoba, manifestó su satisfacción por el debate del proyecto y afirmó que «ésta es hoy la ley posible y va a ser una herramienta para la justicia para que no tenga excusas para decir que no hay pruebas cuando hay que condenar a los delincuentes».
Por el radicalismo, la diputada nacional María Luisa Storani anticipó el respaldo en general de la UCR al proyecto, al considerar que constituye «un avance en los derechos y protección de las víctimas» y destacó la importancia de que se elimine «la necesidad del consentimiento para castigar al acusado y que se amplíen los conceptos de proxenetismo».
«Estamos dando un avance importante y comprometemos nuestro trabajo para avanzar en más derechos y para que esta ley sea un avance concreto en cada rincón de la república», aseguró desde el FAP, Alicia Ciciliani.
Gladys González, del PRO, respaldó la iniciativa aunque dijo que le hubiese gustado «un debate más profundo» de la norma y afirmó que «es bueno que avancemos en esto y aprovechemos que en estos temas hay una profunda oportunidad para avanzar en cuestiones concretas de género».
La modificación a la Ley de Trata de personas plantea más derechos para las víctimas porque, además de buscar condenar a los culpables del delito, intenta dar un salto en la prevención.
Para las víctimas que tienen que testificar en un juicio, la nueva propuesta modifica el Código Procesal Penal para que las declaraciones sean realizadas ante un psicólogo designado por el tribunal y en ningún caso por las partes.
Otro de los puntos principales de la modificación es que el consentimiento de la víctima no constituirá en ningún caso causal de eximición de responsabilidad penal para los autores del delito.
Además, ordena la creación de un registro de estadísticas, sobre la base de un sistema sincronizado de denuncias que deberá resguardar los datos durante 10 años, con fines de investigación.
Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón, la joven desaparecida en 2002, señaló luego de la sesión de anoche de la Cámara de Diputados que «la Ley de Trata que se aprobó nos da las herramientas legales para combatir mejor ese delito».
Después de la sesión en la que se aprobó la modificación a la ley sancionada en 2008, Trimarco -presente en el Congreso- sostuvo que «estamos muy contentos por la modificación a la Ley de Trata que se aprobó porque nos da las herramientas legales correspondientes para que podamos combatir y luchar contra este delito de la mejor manera».
«Hasta ahora había algunas cosas que afectaban a las pruebas cuando se realizaban los operativos pero con esto vamos a trabajar mejor», enfatizó.
«A pesar del mal momento que con mi nieta Micaela -hija de Marita- pasamos hace unos días con el fallo (en Tucumán) de estos tres jueces, estoy muy emocionada y me encantó que el diputado (Agustín) Rossi destaque el valor de las víctimas que rescatamos y que en la causa de Marita contaron como las secuestraron, drogaron y violaron», añadió.
La mamá de Marita adelantó que «vamos a pedir el juicio político a estos tres jueces que absolvieron a todos los sospechosos de la causa de Marita, porque gente así no puede seguir cometiendo esos errores en nombre de la justicia. Nosotros queremos la verdad, no hechos de corrupción como el que cometieron estos jueces». «Quiero agradecer el apoyo de todos los diputados, una vez más estuvimos todos juntos sin banderas políticas, más en este hecho tan triste donde la justicia hasta me quiso hacer creer que mi hija estaba muerta sin poder mostrarme sus restos», subrayó.
«Hace diez años que vengo reclamando que jueces y fiscales participen de los operativos, no pueden quedarse encerrados entre cuatro paredes sin ver si lo que las policías les dicen es verdad o mentira», reclamó.
«Sé que tengo el apoyo de todos los argentinos, me queda un largo camino que no voy a abandonar y en el que voy a luchar a capa y espada hasta que aparezca mi hija», aseguró.
Trimarco contó que «tengo un montón de hijas del corazón que son las chicas que rescaté de la trata. Cuando salimos del tribunal después de escuchar esa sentencia terrible todas lloraban, y yo les dije que no gasten ni una lágrima porque vamos a estar todos juntos, firmes y sin miedo para enfrentar a esas lacras».
«Mi nieta (Micaela) creció escuchando todo lo que averiguábamos sobre su mamá y sobre la trata, y veía y charlaba con las chicas que rescatábamos y hoy ella empezó a militar contra este delito del que es víctima su mamá, y por ella no voy a abandonar nunca», finalizó Trimarco