Las trabajadoras del 144 denuncian faltas de recursos

Las trabajadoras de la Línea 144, de atención telefónica gratuita ante casos de violencia de género, repudiaron el video de la Gobernadora María Eugenia Vidal, y denunciaron la falta de recursos y la precarización laboral existente en las áreas que se encargan de abordar esta problemática en la Provincia

Las trabajadoras de la Línea 144, de atención telefónica gratuita ante casos de violencia de género en la Provincia, emitieron un comunicado en el que repudian el spot de campaña de la Gobernadora María Eugenia Vidal, que la muestra como si estuviera “solucionando” en persona una situación de este tipo.

Si bien el video no fue difundido por los canales oficiales de la Gobernación ni del equipo de campaña de la mandataria provincial (de hecho, fue el legislador provincial de Juntos por el Cambio Alfredo De Angeli quien lo viralizó en las redes sociales), desde el oficialismo no negaron que la situación fuera real. Es decir, aunque se haya filtrado “por descuido”, efectivamente se había realizado el spot.

En la filmación se puede ver a Vidal dialogando con una mujer que afirma ser víctima de violencia de género por parte de un hombre, y acto seguido se observa a la mandataria bonaerense yendo a buscar al acosador a su casa, para finalizar con el slogan: “No desperdiciemos la oportunidad de tener una gobernadora sin miedo”.

En ese marco, las trabajadoras de la Línea 144 manifestaron a través de un comunicado su “preocupación” ante la forma de intervención de la Gobernadora, al tiempo en que volvieron a denunciar las precarias condiciones en las que trabajan y los escasos recursos con los que cuentan para abordar casos de violencia de género.

“Consideramos repudiable utilizar una problemática como la violencia de género con fines electorales. Asimismo, reconocemos en cada una de las intervenciones que hace la gobernadora la ausencia absoluta de perspectiva de género. No sólo no se indaga en ningún momento cuál es la voluntad de la mujer que sufre la violencia, sino que, por el contrario, la gobernadora decide intervenir por ella y acercarse al agresor para advertirle que ‘está acompañada’”, indicaron las profesionales que día a día trabajan en este tipo de situaciones.

En ese sentido, agregaron: “El poder ejercido por el agresor se traslada a la gobernadora, dejando a la mujer nuevamente en el lugar de objeto. Creemos que las mujeres son sujetas de derecho y no objetos de políticas. Creemos que es necesaria una intervención que habilite el discurso de las mujeres y las empodere para salir ellas mismas de la violencia, acompañadas por las instituciones correspondientes. Creemos también en la importancia de fortalecer estas instituciones, invirtiendo recursos, en vez de terciarizarlas y reducirlas”.

“La complejidad de la violencia de género necesita, sobretodo, una política integral. Hoy esa integralidad no es más que un discurso: la línea 144 está tercerizada y sus trabajadoras bajo el régimen de empleadas de comercio; el equipo de trabajo, con trabajadoras despedidas, se vio reducido, seccionado, precarizado, descuidado; no hay una política de ingreso y egreso en lo que respecta a los hogares de protección integral; el fondo de emergencia, suspendido durante dos años, se mantiene con numerosas dificultades para su ejecución en la actualidad”, explicaron.

Como conclusión, afirmaron que “en este marco no es posible hablar de empoderamiento de las mujeres. La complejidad de la violencia de género, entonces, no necesita de superheroínas, gobernadora Vidal. Muy por el contrario, necesita de aptitud, perspectiva de género y voluntad política”.

DEJA UNA RESPUESTA