Ricardo Rouvier: “La división de la oposición es lo más favorable que hoy tiene el gobierno de Macri”

En el programa de televisión Hurlingham al Día el prestigioso sociólogo compartió sus impresiones sobre los primeros meses de gestión del nuevo gobierno.

Ocho meses de gestión tanto del gobierno nacional, de Mauricio Macri como del provincial, de María Eugenia Vidal ¿Vuál es tu percepción sobre este tiempo ya?

Sin duda es un hecho político que marca su novedad en el resultado electoral teniendo en cuenta que se trata de una  propuesta política que  podemos caracterizar como centro derecha  que llega y desaloja al peronismo- por vía electoral-  este es un hecho muy poco frecuente en la historia argentina de la historia contemporánea y eso marca en principio un eje dentro de lo que es el gobierno del presidente Macri.

Lo que podemos decir es que a poco de andar, el presidente Macri o el gobierno de Macri va marcando su línea,  que indudablemente es una línea que se basa en la normalización de la economía. Pero esa normalización de la economía se hace sobre la base de un criterio que tiene que ver más con la estabilidad, que con mantener los niveles distribucionistas que había hasta el 10 de diciembre.  O sea indudablemente la política se orienta fundamentalmente a su corazón ideológico,  que es el déficit fiscal y en función de bajar, de disminuír el déficit fiscal,  se ve afectado fundamentalmente el equilibrio o la relación entre los sectores sociales.  Las brechas sociales se acrecientan más que disminuir.

Ahora ese camino que eligió el gobierno se encamina por un desfilader-  la palabra desfiladero no significa que hay un precipicio-,  yo por lo menos no tengo esa hipótesis, simplemente lo que digo es que camina por un desifiladero donde trata de hacerlo lo más ancho posible pero tiene la presión por un lado, de un costado lo que sería el “círculo rojo”, el establishment que está pidiendo más ortodoxia económica y por otro las consecuencia sociales, la reacción social a esa política económica. Esa reacción social a esa política económica que vemos mucho más expresada hoy, en la calle, a través de los movimientos sociales, de la lucha contra el tarifazo y demás va mostrando cuál es la reacción frente a un déficit fiscal que no solamente no se achica sino que se agranda. Es decir que el corazón ideológico, que sería el corazón ideológico del liberalismo que siempre está puesto en el déficit fiscal, en este caso no lo pueden cumplir. Por un lado camina, el gobierno, disminuyendo su imagen y su popularidad por las consecuencias sociales de las políticas y por otro lado está el tema de que pretende o intenta bajar el gasto. Entonces como vemos es un desfiladero  donde trata de caminar, y trata de avanzar.

El dato político de esos 8 meses más favorable para el gobierno es la división de la oposición. La división de la oposición es lo más favorable que hoy tiene el gobierno de Macri que le permite seguir caminando sin grandes problemas.

De todas maneras me parece que la artillería de que dispone el gobierno, o sea la fuerza propia de que dispone el gobierno, su capacidad de fuego en términos políticos es escasa en relación a los desafíos que todavía quedan por delante.

Hay una característica que se ha dado en los últimos meses donde se ha trasladado el escenario de la política,   por ejemplo hoy se habla más de Comodoro Py que de Casa Rosada o del Congreso Nacional, hay una judicialización permanente de la política que no sé si es un escenario favorable para el gobierno ¿no?

La judicialización de la política más allá de la base objetiva que puede tener ,  o sea que puede haber acciones que evidentemente pueden ser ilegales  y que por lo tanto la Justicia debe intervenir es indudable que tiene una ampliación y una multiplicación en el escenario mediático y entonces en realidad se inunda todo de justicia.  Ocurre un fenómeno muy estudiado inclusive en el ámbito académico que es de qué manera los medios de comunicación se adelantan a la justicia y dan su propio veredicto previo a que la justicia lo haga.

Lo que sí va a ocurrir con el correr del tiempo si esto continúa y yo creo que  en realidad va a a continuar…  que se va a producir una neutralidad. Quiero decir que la población,  el receptor, se va a neutralizar, frente a tanto estímulo mediático, tanta comunicación judicial y en algún momento ya no va a tener ningún efecto.

O sea quiero decirlo más fuerte todavía y lo voy a decir porque es mi experiencia profesional, que si bien, en primera instancia puede tener la cuestión judicial efecto sobre la imagen de algunos dirigentes políticos nacionales eso no va a impedir de que la gente pueda expresarse electoralmente como mejor le plazca

Siempre las encuestas son atractivas para un país que está en campaña permanente entonces hay un interés particular para saber cómo están posicionados determinados dirigentes o figuras de la política a partir de algunos hechos concretos, el encuentro de Scioli con Cristina Kirchner o las reuniones de Massa con Stolbizer …

Bueno es indudable que el peronismo por un lado va a tratar de reorganizarse como puede, hoy está fragmentado, atomizado, en lo que yo llamo el Panperonismo, entra desde Massa hasta la CGT, los movimientos sociales, el PJ, el Kirchnerismo, o sea, son todos sectores que integran el peronismo, algunos de estos sectores incluyen actores  no peronistas.  Todo esto va a tratar de ordenarse, a futuro, no sé si se va a lograr para el 17, porque hay mucho para ordenar.

Obviamente Cristina Fernández de Kirchner está tratando de revalidar sus pergaminos luego de haber dejado el gobierno y se está reuniendo, está caminando como para buscar esta revalidación  y por otro lado hay otros sectores del peronismo que se mantienen más distantes del liderazgo de Cristina. Yo digo que  todavía está hirviendo la olla y habrá que ver cuál es el resultado final de todo esto,  pero está en movimiento. Esto favorece al gobierno sin duda, pero el gobierno igual tiene problemas en algunos distritos grandes como la provincia de Buenos Aires, donde tienen problemas para tener un candidato competitivo a senador

Además tiene adentro a Lilita Carrió que tampoco ayuda a tener un armado ordenado

Claro Carrió no ayuda demasiado y Carrió trata de construír digamos,  por  decir  así,  su imagen al convertirse  en fiscal general de la República, no solo de la oposición sino también del propio oficialismo. Es evidente que quizá Vidal no quiera tener de candidata a Carrió allí en su distrito,  es probable que intente con otro candidato que por el momento no está posicionado que puede ser el caso de Jorge Macri  pero no está posicionado, no está completado.

Hoy en día si las elecciones fueran hoy en la provincia de Buenos Aires ganaría algún candidato peronista o del Panperonismo, algún candidato de la oposición.

Pero bueno, falta mucho, falta más de un año, habrá que ver cómo evolucionan las cosas de aquí a los próximos meses.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA