Gabriel Barquero gestiona una solución ante el inminente desalojo de 150 familias que viven a metros del aeropuerto de El Palomar

MORÓN. El precandidato a intendente del peronismo moronense, Gabriel Barquero, se reunió con vecinos del barrio Aeronáutico de El Palomar ante el inminente pedido de desalojo que podría dejarlos en la calle.

Se trata de 150 familias que viven allí desde hace años.

Casi al mismo tiempo que el gobierno nacional decidió convertir la Base Aérea de El Palomar en un aeropuerto comercial, iniciaron juicios de desalojo a los vecinos de ese barrio, sin siquiera notificarlos.

El Municipio de Morón, que conduce el macrista Ramiro Tagliaferro, modificó el Código de Ordenamiento Urbano que ahora habilita construcciones comerciales en esas tierras, generando una obvia sospecha de un negocio inmobiliario complementario a la creación del polémico aeropuerto.

Los vecinos pagan expensas, alquiler y los servicios, pero pueden perder su casa, debido a este pedido de desalojo impulsado por el municipio, el gobierno nacional y las Fuerzas Armadas.

Los vecinos le explicaron a Barquero que ya hubo intimaciones e intentos de desalojo, incluso a una mujer con un embarazado riesgoso, pero fueron frenados por los propios vecinos, con el acompañamiento de diversas fuerzas políticas de la oposición.

En este sentido, Gabriel Barquero explicó que “los vecinos están muy angustiados y preocupados porque no obtuvieron ningún tipo de respuesta del intendente municipal y ya no saben qué hacer para que los escuchen”. Asimismo, remarcó: “asumimos el compromiso de generar una reunión con legisladores provinciales de la oposición, para llevar esta situación a la Legislatura y buscar una solución concreta, que le devuelva la tranquilidad a cada familia”.

Respecto de la situación de los terrenos, el dirigente peronista lamentó que “el Gobierno priorice un negocio inmobiliario en la base aérea de El Palomar, en lugar de garantizar algo tan básico, como es el derecho a la vivienda.” Además, agregó: “es admirable la fortaleza de la comisión de vecinos, que están resistiendo este nuevo atropello de un Gobierno nacional, provincial y local, que sólo piensa en hacer negocios con el Estado, en lugar de gestionar para mejorarle la vida a los moronenses”.

El argumento esgrimido por el Estado para desalojarlos es una ley promulgada durante el Gobierno de Facto de Juan Carlos Onganía (Ley 17091 del año 1966) que no contempla el derecho a defensa de los desalojados.

La Reforma al Código de Ordenamiento Urbano en esa zona de El Palomar fue aprobada en los concejales de Cambiemos que son mayoría en el Concejo Deliberante de Morón, aunque nunca se llevó a cabo la audiencia pública que debe realizarse en estos casos.

 

DEJA UNA RESPUESTA