Con ansiedad se espera el regreso de la Fragata Libertad

HAMBURGO- Luego de que el Tribunal Internacional del Mar fallara por unanimidad a favor del reclamo argentino y ordenara la liberación la Fragata ARA Libertad retenida en Ghana, se definió que el miércoles el buque inicie el regreso a nuestro país.
Días atrás el organismo judicial descartó el pedido del país africano y se declaró competente para dictaminar medidas provisionales hasta que la cuestión de fondo sea resuelta por un tribual arbitrario.
También le dio la razón a nuestro país al decidir que el artículo 32 de la Convención del Mar señala que los buques de guerra tienen inmunidad, tanto en aguas internacionales como en las interiores de un país.
Ghana nunca negó que la Fragata Libertad sea un buque de guerra, pero argumentó que la inmunidad no alcanzaba al Puerto de Tema, donde está retenida desde el 2 de octubre pasado.
En su defensa, los representantes africanos sostuvieron que allí se debe regir por la justicia ghanesa y, por lo tanto, acatar el fallo del juez Richard Adjei-Frimpong que ordenó el embargo respondiendo a los intereses del fondo buitre NML Capital.
“El derecho internacional especifica que un Estado no debe utilizar sus leyes internas, incluyendo su Constitución, como un escudo para evitar sus obligaciones internacionales”, recordó el Tribunal.
En la lectura resumida que realizó su presidente, el japonés Shunji Yanai, destacó además que «un buque de guerra es una expansión de la soberanía que tiene un país».
El fallo subrayó que “la Fragata Libertad fue autorizada a navegar en aguas territoriales de Ghana” y al impedir posteriormente su libre circulación “se privó al buque de sus derechos reconocidos en la Convención del Mar y el derecho internacional”.
La sentencia también explicitó que la situación “es urgente”, por el estado del propio barco, pero sobre todo de la tripulación.
El Tribunal hizo énfasis en los hechos del 7 de noviembre pasado cuando autoridades ghanesas buscaron subirse sin autorización al buque escuela: “Los intentos de abordaje muestran la gravedad de los hechos y la necesidad de medidas urgentes».
En ese sentido, citó al capitán del navío, Pablo Lucio Salonio, cuando declaró que la situación es “preocupante e incierta” y subrayó que los 43 miembros de la tripulación que no fueron repatriados sufren “tensión y fatiga” por tener que realizar las tareas de mantenimiento.
Por eso, el organismo impuso el ultimátum del 22 de diciembre próximo para la liberación, cuando los representantes argentinos nunca habían solicitado un plazo.
El Tribunal también destacó que Argentina intentó buscar una solución a través de la carta enviada por el canciller Héctor Timerman y con la visita a Accra del vicecanciller Eduardo Zuain y del secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, Alfredo Forti.
Ese intento de diálogo y la falta de resolución fue “indispensable” para que el Tribunal pudiera luego deliberar y dictaminar la medida provisional de la liberación.
Tras el fallo, la jefa de la representación argentina, Susana Ruiz Cerruti, destacó que el dictamen “es una lección para los fondos buitre”.
La embajadora celebró que la decisión fue tomada por unanimidad y que alcanza también al capitán que fue denunciado por NML Capital por “desacato” al negarse a aceptar la orden del juez ghanés y las disposiciones de las autoridades del puerto de Tema.
Por su parte, el gobierno ghanés emitió un comunicado donde explica que “han tomado nota” de las órdenes del Tribunal y que “están comprometidos con sus obligaciones internacionales”.
Si bien comentan que es “lamentable” que el caso haya llegado a un organismo internacional, subrayan que siguen manteniendo “fuertes vínculos con Argentina”.
La Fragata Libertad -un buque de la Fuerza Naval Argentina que navega hace más de 50 años por distintos países- había sido autorizada el 4 de junio pasado para visitar Ghana, adonde llegó el 1 de octubre.
Pero al día siguiente, una persona que señaló trabajar para un tribunal comercial embargó el buque con una nota del juez Adjei-Frimpong.
Desde el 2 de octubre pasado, esta medida judicial que responde a un reclamo impulsado por fondos buitre, retiene al buque escuela en el Puerto de Tema.
Con la definición de su regreso en firme la partida de la Fragata de Ghana será el mismo 19, día en el que está llegando el resto de la tripulación», informó Puricelli en diálogo radiales
El funcionario explicó que el Poder Ejecutivo decidió mandar más marinos para garantizar la seguridad del viaje, que culminaría alrededor del 9 de enero.
Ahora, el comandante de la Fragata y su tripulación trabajan para cargar el combustible necesario y alistar el buque escuela a la espera del arribo de los marinos que se encuentran viajando hacia el continente africano.
«Vamos a reforzar el equipo para tener la tripulación adecuada. Lo que se necesita ahora es la carga de combustible, que es de 170 metros cúbicos, para tanques que alimentan las usinas, los generadores y demás elementos para cruzar el océano con absoluta seguridad», ahondó.
Por su parte la presidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró la decisión del Tribunal Internacional del Mar al publicar en su cuenta de Twitter: “una vez más cumplimos, vuelve la Fragata”.
La presidenta acompaño el mensaje con una foto de la Fragata Libertad y recordó, además, que “no hace mucho decía que mientras sea Presidenta, ningún fondo buitre se va a quedar con la soberanía y la dignidad de este país”.
La jefa de Estado publicó los detalles del fallo, entre los que destacó que el Tribunal del Mar “puso como plazo máximo el 22 de diciembre próximo para la liberación inmediata e incondicional de la Fragata ARA Libertad retenida en Ghana”.
En esa dirección, explicó que “la liberación incluye al comandante, tripulación y el reacondicionamiento del buque. Argentina no debe ofrecer fianza ni caución o garantía”.
Finalmente informó que “el 18 de este mes partirá un charter con la tripulación necesaria para el regreso de nuestra Fragata Libertad a la Patria”.