¿Casualidad o causalidad?

     Por Fernando Arnedo

    Ex concejal y ex intendente interino.

    El nombre de Gene Sharp o de la Fundación Einstein probablemente no signifique gran cosa para la mayoría de los lectores, pese a que tropiecen muy habitualmente con situaciones generadas en base a las ideas del bueno de don Gene, desarrolladas y difundidas por la mencionada fundación.

    ¿Qué es lo que inventó el Dr. Sharp?: La teoría y el desarrollo completo de los llamados “golpes suaves”. ¿De qué se trata esto? Una nueva realidad mundial que implicó la caída de la “doctrina de la seguridad nacional” y por ende la imposibilidad de utilizar a las fuerzas armadas nacionales como tropas de ocupación de su propio territorio, llevó a los centros mundiales de poder a buscar métodos alternativos para desplazar gobiernos que no coincidieran con sus mandatos o que claramente los enfrentaran. Allí es donde nuestro personaje, el filósofo politólogo Gene Sharp entra a tallar, en tanto procura una teoría y una práctica destinadas a acabar con gobiernos democráticos pero desobedientes. Los organismos de inteligencia norteamericanos e ingleses ponen a prueba su método en el año 2000 a efectos de desplazar del gobierno serbio al genocida Slobodan Milosevic, hombre que en algún momento resultó conveniente a sus intereses, pero que , en el transcurso del tiempo, se había transformado en un asesino inmanejable.

    El éxito obtenido transformó las hipótesis de Sharp en doctrina oficial de la CIA y el MI 5. Así fue exitosamente aplicado en Georgia (2003), Ucrania (2004), Honduras (2009) y Paraguay (2012) y Egipto (2012); aunque fracasó en Venezuela (2002), Bolivia (2008- 2012) y Ecuador (2010).

    A fin de que el lector saque sus propias conclusiones nos limitamos a transcribir el método propuesto por Gene Sharp, hoy adoptado por los centros de poder, para el desarrollo de la estrategia del “golpe suave”, cuyos  distintos estadios pueden desenvolverse tanto por etapas jerarquizadas como en forma simultánea

    Las etapas del golpe suave

    1ra Etapa: Ablandamiento (empleando la guerra de IV generación) • Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit reales o potenciales • Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento • Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, manipulación del dólar, paro patronal (lock-out) y otros • Denuncias de corrupción, promoción de intrigas sectarias y fractura de la unidad. 2da Etapa: Deslegitimación • Manipulación de los prejuicios anti-comunistas (anti-populistas). • Impulso de campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa, derechos humanos y libertades públicas. • Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único. • Fractura ético-política. 3ra Etapa: Calentamiento de calle • Cabalgamiento de los conflictos y fomento de la movilización de calle. • Elaboración de una plataforma de lucha que globalicen las demandas políticas y sociales. • Generalización de todo tipo de protestas, agigantando fallas y errores gubernamentales. • Organización de manifestaciones, bloqueos y tomas de instituciones públicas (no respeto a las instituciones) que radicalicen la confrontación. 4ta Etapa: Combinación de diversas formas de lucha • Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria. • Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad. • Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad. 5ta Etapa: Fractura institucional Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga la renuncia del presidente. En casos de fracasos, se mantiene la presión de calle y se migra hacia la resistencia armada. Preparación del terreno para una intervención militar del imperio o el desarrollo de una guerra civil prolongada. Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico.

    Probablemente el lector advierta importantes coincidencias entre lo que hoy nos ocurre a todos los argentinos y las propuestas de Sharp. Simple casualidad ¿o causalidad?

    Todo aquel que tenga interés en conocer algo más sobre la materia, no tiene más que escribir: Gene Sharp – Golpes Blandos, en el buscador de su computadora; allí podrá encontrar datos tan sorprendentes como atemorizantes.