“Repudio a la justicia cómplice de la trata de personas y pedido del juicio político a quienes la representan”

    CAPITAL FEDERAL – A través de un comunicado de prensa, los organismos de Derechos Humanos expresaron “estamos consternados frente al fallo conocido la noche del martes 11 de diciembre, en el que la justicia tucumana absolvió a los 13 imputados por el secuestro y desaparición de Marita Verón. Una vez más la Justicia demuestra que mantiene prácticas heredadas de la dictadura, al actuar en connivencia con la policía corrupta y los poderosos que aún viven como señores feudales en algunas provincias argentinas”.

    “La trata de personas, cuando están involucradas las fuerzas de seguridad y el poder político, no es más que otra forma de desaparición forzada de personas, de la que son víctimas Marita Verón y miles de mujeres que sufren día a día el secuestro y cautiverio para ser sometidas a la explotación sexual o laboral. El juicio por Marita Verón era un emblema de la lucha contra este delito y la justicia de Tucumán con este fallo ha dicho a la sociedad que avala y promueve este delito”.

    “Sabemos que en muchos casos la trata de personas entraña también la corrupción de los funcionarios estatales, tanto de fuerzas de seguridad como de inspectores municipales, que suelen recibir dinero o dádivas a cambio de permitir la continuidad del negocio ilegal y por eso resulta difícil desarmar el entramado de complicidades. Sin embargo, resulta inconcebible que a más de veinte años del retorno de la democracia la impunidad reine frente a la justicia y la garantía de los derechos para los más desprotegidos” sigue el texto.

    “Los organismos de Derechos Humanos conocemos sobre la falta de justicia, hemos tenido que recorrer un largo camino (silencio, soledad, leyes de Obediencia Debida y Punto Final, Indultos, dilaciones de la justicia) pero nunca bajamos los brazos ni claudicamos en nuestra lucha y luego de veintinueve años del retorno de la democracia podemos decir que se ha iniciado el camino de la justicia” expresaron.

    “Susana Trimarco, desde la desaparición de Marita, tampoco ha bajado los brazos, ha desarticulado redes de trata y ha salvado a mujeres y jóvenes secuestradas para la explotación sexual. Ha sido un ejemplo de lucha, una lucha que ha abrazado un amplio sector de la sociedad que quiere erradicar la trata de personas y juzgar a sus promotores”.

    “Los jueces Alberto César Piedrabuena, Emilio Andrés Herrera Molina y Eduardo Antonio Romero Lascano, lejos de impartir justicia, han brindado impunidad, y han hecho retroceder al país en los avances en la lucha contra la trata de personas y los derechos humanos” indicaron.

    “Como Susana, pedimos el Juicio Político a los jueces de la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán y esperamos que la justicia recapacite y haga lugar a la apelación de la querella para que este juicio no sea una vergüenza para la justicia y la sociedad argentina, sino un ejemplo aleccionador contra el delito de trata de personas” concluye el comunicado difundido por las Abuelas de Plaza de Mayo.