Federer realizará hoy la segunda exhibición e irá por la revancha

TIGRE El tenista suizo Roger Federer jugará hoy su segundo partido exhibición ante el tandilense Juan Martín Del Potro, a las 20.30, en el estadio Pipa, de la ciudad bonaerense de Tigre.
Anoche, en la primera presentación, Del Potro hizo gala de su reconocida potencia y así logró vencer a Federer, segundo en el ranking mundial de la ATP por 3-6, 6-3 y 6-4 y ante casi 20 mil espectadores.
Del Potro, séptimo en el ranking mundial de la ATP, ayer se impuso sobre Federer (2) ante 19.576 espectadores que agotaron las localidades en la ciudad ribereña ubicada en las afueras de la Capital Federal.
El partido, más allá de ser una exhibición y de que los jugadores están en una etapa que no puede calificarse de competitiva, fue de alto nivel técnico.
En el primer set se vio lo mejor de Federer, ya que entró más metido en el partido, con mucho ritmo y dispuesto a mostrar buena parte de su repertorio a un público que lo ovacionó de pie una y otra vez, hasta cuando le alcanzó con precisión suiza las pelotas a los ball-boys.
El helvético hizo gala de su magistral revés y mantuvo siempre la iniciativa, lo que le permitió llevarse el set por 6-3 (quebró el servicio de su rival en el 4-2) en apenas 29 minutos ante un tandilense que lució estático y demasiado cauteloso, quizá sintiéndose algo juzgado por el público, que le recriminó su poco compromiso con la Copa Davis.
Del Potro dijo presente en el segundo parcial, cuando logró dos quiebres de servicio y tomó una ventaja de 5-2 que le permitió dominar con comodidad el desarrollo del set hasta llevárselo por 6-3 en media hora.
Las claves de «Delpo» fueron una notoria mejoría en el servicio, de hecho conectó una buena cantidad de primeros saques, un ajuste en su devolución y un castigo con sus «latigazos» de derecha en una cancha cuya superficie de cemento estuvo hecha a su medida.
El argentino se ganó el reconocimiento del público en el tercer set, cuando quebró de entrada, se adelantó 1-0 y dominó con su saque, a esta altura mortífero para un Federer que por más que lo intentó no logró descifrarlo y lo pagó con la derrota, la tercera consecutiva.
Es que el tandilense le ganó la final de Basilea y también en el Masters londinense, y así descontó la marcada diferencia de 13 victorias contra cuatro que rige en favor del europeo en el historial.
Un cierre a gran nivel de «La Torre de Tandil» y una ráfaga de sutilezas de Federer, de esas que solo él puede hacer, al punto que deja la sensación de que juega mejor que el rival aunque le toque perder.
Hoy también habrá un encuentro previo, a las 18.30, entre los dos ex tenistas nacionales Guillermo Vilas y José Luis Clerc.