Desplazaron a tres jefes policiales: uno de ellos investigó el caso Candela

    LA PLATA- El Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense desplazó a tres integrantes de la cúpula de la policía provincial, uno de los cuales intervino en la investigación del secuestro y asesinato de la niña Candela Sol Rodríguez, ocurrido en agosto de 2011 en el partido de Hurlingham.
    Se trata de Roberto Castronuovo -ex superintendente de Investigaciones durante el crimen de la menor-, quien actualmente ocupaba el cargo de Superintendente de Seguridad Siniestral y fue pasado a retiro.
    Los otros dos uniformados desplazados de sus cargos son el responsable del área Delitos Complejos y Crimen Organizado, Walter Carballo, y el superintendente de Seguridad Interior Norte-Oeste, Sergio Zudaire.
    Trascendió que en lugar de Castronuovo asumiría el comisario Marcelo Seal -actual director de Gestión y Planificación en esa superintendencia-, por Carballo iría el comisario Vicente Melito -titular de la DDI de Quilmes- y por Zudaire entraría el jefe de la Departamental Pilar, comisario Gustavo Reale.
    La salida de Castronuovo había sido pedida en septiembre por la comisión especial creada en el Senado bonaerense para colaborar con la investigación del crimen de Candela, mientras que también se reclamó la exoneración del jefe de la policía, Hugo Matzkin y una treintena de efectivos.
    Tras publicarse el informe del Senado, el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, prometió someter a esos policías a la Auditoría de Asuntos Internos para «iniciar los sumarios e investigaciones sumariales a cada uno de los funcionarios sindicados».