Oporto planteó sus dudas sobre Aprender 2016 y se pregunta si quieren que de resultados negativos

BUENOS AIRES- El ex ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires afirmó que la evaluación educativa Aprender 2016 “viene mal barajada” y planteó serias dudas en cuanto a los verdaderos objetivos del Gobierno. ¿Se busca que los resultados sean negativos?

Oporto preguntó “qué es una escuela buena y qué es una escuela mala” y en el análisis puso el énfasis en la diversidad del sistema educativo bonaerense y en los distintos espacios socio-culturales en los que están emplazados los establecimientos.

El ex titular de la Dirección General de Cultura y Educación Bonaerense Mario Oporto planteó una serie de objeciones en torno a las verdaderas intenciones del gobierno nacional a partir de la evaluación educativa Aprender 2016, e incluso se preguntó si se busca que la muestra arroje resultados “negativos”.

Oporto señaló como interrogantes la discusión en torno a si se publicarán los resultados de la evaluación e incluso si va a haber un “ranking”, algo que, advirtió, puede redundar en “estigmatizar” a algunas escuelas.

“Viene mal barajada la cosa, hay que evaluar, pero hay que saber para qué. Probablemente en el debate más político, si el gobierno quiere hacer una evaluación que genere una situación muy mala de la educación para arrancar desde abajo, como hicieron al sobreestimar la pobreza, para que cualquier avance sea un logro”, razonó.

“Esto no puede ser una evaluación que venga envasada, homogénea, y sin estrategias para mejorar la educación”, continuó, y afirmó que debe tomarse en cuenta a la hora de evaluar las “oportunidades” que brinda una escuela. “ Una escuela que da muchas oportunidades es exigente: dar oportunidades es exigir, dar pocas oportunidades es desplazar”, subrayó.

A propósito del modelo educativo Oporto señaló que es necesario evaluar, pero “hay que saber para qué evaluar y que evaluar”. El ex funcionario afirmó que no hay que “ir a descubrir errores” e hizo un paralelismo con lo que ocurre en un aula: “yo evalúo  para saber el grado de aprendizaje que tiene mis alumnos y tratar de mejorar ese aprendizaje, otros evalúan para descubrir errores y aplazarlos”.

En ese sentido, remarcó que el Gobierno viene “cerrando programas como conectar igualdad, programas socioeducativos o de lectura”, lo cual, afirmó, “no va a mejorar la educación”. “Si quieren reducir la educación al aula y no al contexto y que solamente sobrevivan los más aptos, es una filosofía a la que yo me opongo”, concluyó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA