Se entregaron los Premios Platino en México

Al final no hubo grandes sorpresas en la gala de la sexta edición de los Premios Platino celebrada en el gran teatro Tlachco de Xcaret, emplazado en el corazón natural de la Riviera Maya. Como podía preverse, Roma, del mexicano Alfonso Cuarón tuvo el reconocimiento en su propia tierra. Aunque sin el director, quien no pudo viajar a su país por motivos de agenda. El film inspirado en su infancia obtuvo el galardón más codiciado: a la Mejor Película. Pero también cosechó similares distinciones en Dirección, Guión, Fotografía (las tres también para Cuarón) y Sonido (Sergio Díaz, Skip Lievsay, Craig Henighan y José Antonio García). La sorpresa, en todo caso, es que no ganó Cuarón el Platino al Mejor Montaje, que quedó en manos de Alberto del Campo, por la española El reino. Tampoco lograron el Platino a la Mejor Interpretación Femenina ni Yalitza Aparicio ni Marina de Tavira, las dos actrices del film mexicano. Ganó Ana Brun por la paraguaya Las herederas, que también fue reconocida como la mejor ópera prima. En Dirección de Arte tampoco ganó Roma sino la coproducción colombiana-mexicana Pájaros de verano. De un total de nueve nominaciones, Roma logró cinco galardones, de los más importantes. De esta manera, va terminando su temporada de premiaciones, luego de los Oscar y los Globos de Oro, entre otros tantos reconocimientos. Pero seguramente, estos tendrán un sabor especial por haber sido conquistados en México. Y un dato interesante: al subir a recibir el premio por el guión, los productores de Roma confesaron que no pudieron leer el guión antes de que se filmara la película por pedido expreso del director de Gravedad.

Por primera vez desde que se entregan los Platino, el cine argentino se quedó con las manos vacías. El protagonista de El Angel, Lorenzo “Toto” no pudo alzar el Platino a la Mejor Interpretación Masculina, que le correspondió al español Antonio de la Torre por su trabajo en El reino. Cuando el actor subió a recibir el Platino mencionó en sus agradecimientos a sus compañeros de La noche de 12 años, la película de Alvaro Brechner, que tampoco conquistó ningún Platino, pese a sus seis nominaciones. El Angel tampoco logró los galardones a Montaje ni Sonido para los cuales también estaba nominado.

En los rubros de Miniseries o Teleseries tampoco hubo conquista para las producciones argentinas. Como mejor miniserie ganó la española Arde Madrid, relegando la posibilidad de El marginal 2, coproducción entre Underground Producciones y la Televisión Pública. Tampoco Nicolás Furtado obtuvo el Platino a la Mejor Interpretación Masculina en Miniserie o Teleserie, por su composición de Diosito en El marginal 2 sino que fue reconocido Diego Luna, protagonista de Narcos (México). En la misma categoría pero del género femenino la ganadora fue la mexicana Cecilia Suárez -–co-conductora de la gala de anoche–por su actuación en La casa de las flores. Vale recordar que los rubros de actuación en miniseries y en películas se anunciaron juntos, como una manera de hermanar a mujeres y hombres por la igualdad de género. Y los artistas subieron juntos a recibirlos en cada caso. Un rato antes, Yolitza Aparicio había pedido que los hombres de la platea del teatro Tlachco estrecharan sus manos con las de las mujeres que tenían al lado y que todos juntos alzaran las manos unidas.

Ni siquiera pudo ganar el compositor y músico argentino Federico Jusid por su trabajo en La noche de 12 años. El Platino a la Mejor Música Original fue para Alberto Iglesias por Yuli (España). El mejor documental fue el español El silencio de otros, de Almudena Carracedo y Robert Bahar. Cuando subió al escenario, Carracedo señaló: “El silencio de otros es una historia de solidaridad entre España y América latina. A la Argentina vinieron las víctimas y querellantes del franquismo a buscar la justicia que en nuestro país se les ha negado durante cuarenta años. Es una historia también sobre la memoria, sobre la búsqueda de justicia. Esperamos que este premio nos ayude a que la película se vea también en América latina, precisamente para que podamos seguir esta conversación sobre la memoria, sobre nuestro presente y sobre un mundo y una sociedad más justos”.

El premio para El silencio de otros fue aún mayor. Es que durante la conferencia de prensa del sábado, el director de los Premios Platino, Miguel Ángel Benzal, había anunciado que el ganador del Platino en esta categoría estará automáticamente nominado en la categoría equivalente de los Premios Oscar 2020. De este modo, la Academia de Hollywood facilitó la llegada de producciones iberoamericanas más lejos ya que salta uno de los requisitos que es la reproducción en salas comerciales en Nueva York y Los Ángeles.

La gala -–que fue transmitida por TNT y la Televisión Pública–tuvo su colorido desde el comienzo cuando un grupo de artistas bailando al ritmo de redoblantes escoltaron la entrada del flamante Premio Platino de Honor, el cantante Raphael, quien inauguró el evento con la canción “Mi gran noche”. El actor y director español Santiago Segura inició su tarea de conductor bromeando ser parte del público y, de pronto, asumió su rol. Lo acompañó, como se mencionó anteriormente, la actriz Cecilia Suárez. Pero el humor y gran parte de la conducción quedó en manos del hombre que inmortalizó a Torrente. También le dijo a Nicolás Furtado que, viéndolo como Diosito (su personaje en El marginal), “nunca había imaginado que era tan atractivo”. La ceremonia tuvo su momento más bizarro cuando Segura y compañía empezaron a danzar músicas sevillanas y terminaron bailando en el escenario desde la mexicana Yalitza Aparicio hasta el legendario Edward James Olmos. Luego, Segura bromeó al proponer que en la próxima gala suban los perdedores como una manera de atenuar el entusiasmo de ganar y “consolar” a quienes que queden con las manos vacías.

Uno de los momentos que el público más disfrutó fue cuando Raphael recibió el Premio Platino de Honor, en manos de Enrique Cerezo, presidente de los Premios Platino y de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda), organizadora de los Platino junto con la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (Fipca). Cerezo expresó: “Es un orgullo homenajear a una persona única, un ídolo de masas, un embajador de Iberoamérica, `La voz’, como se le conoce en todo el mundo. Actor en más de doce películas, la última, Mi gran noche. Cantante con 335 discos de oro y 50 de platino. Un artista enorme. Esta será su gran noche”. Cuando subió Raphael, la platea “estalló”. “De verdad es una noche tan esperada por mí durante tantos años: que me den un premio por mi larga trayectoria en el cine. Han sido muchas películas y tuve el honor de trabajar con eminentes directores como Mario Camus”, recordó el artista español. Luego volvió para cantar “Yo soy aquel”. También cantaron la argentina Lali Espósito y la mexicana Sofía Reyes.

Entre los invitados estaban los actores argentinos Chino Darín –uno de los intérpretes en La Noche de 12 Años– y Juana Viale, los españoles Paz Vega (Goya a la mejor actriz revelación 2002), Óscar Jaenada (premio Platino a mejor actor 2015 por Cantinflas), el actor Imanol Arias y la actriz y modelo colombiana Angie Cepeda (nominada a los Platino 2017 por La semilla del diablo). Otro rostro conocido fue el de la actriz y cantante lírica chilena Daniela Vega, ganadora del Platino a la Mejor Interpretación Femenina 2018 por Una mujer fantástica. Por la alfombra roja pasaron también la argentina Araceli González y el actor estadounidense Edward James Olmos, Platino de de Honor 2017.

Este año, los Premios Platino emprendieron la iniciativa a través del cine para concientizar a los jóvenes iberoamericanos sobre la necesidad de cuidar y respetar el planeta. «El Cine y la Cultura Iberoamericana: unidos hacia un mundo mejor» fue el mensaje de la gala para esta sexta edición. Para ello, los galardones pusieron su mirada en los diecisiete objetivos de Naciones Unidas encaminados a construir un mundo mejor. A través de la iniciativa: «17 Premios, 17 Objetivos», cada estatuilla Platino abrazó un objetivo, urgente y universal, por un futuro más justo, pacífico y con una mayor calidad de vida para todos sus habitantes. Por ejemplo, el Platino a la Mejor Interpretación femenina y masculina en Miniserie o Teleserie apoyó el objetivo: «Por la igualdad de género»; el de Mejor Miniserie o Teleserie expresó la importancia de tener las necesidades básicas cubiertas para poder disfrutar del bienestar, en apoyo al objetivo: «Con la Salud y el Bienestar». En tanto, el destinado a Mejor Dirección manifestó la necesidad de tener cierta autonomía para «crear con libertad», en apoyo al objetivo: «Por las Comunidades, y ciudades sostenibles». Y el Platino a Mejor Película Iberoamericana de Ficción tuvo como objetivo recordar que alcanzar «un mundo mejor no debe ser una ficción». Habrá que ver cómo está el mundo en la séptima edición de estos premios prevista para el 2020.

DEJA UNA RESPUESTA