Un día como hoy se hallaron en la Patagonia huevos de dinosaurios con embriones en su interior

El 11 de febrero de 2005, se produjo uno de los más valiosos hallazgos paleontológicos en la historia de la ciencia argentina. Se trata de un nido con un centenar de huevos de dinosaurio, a poco más de 100 kilómetros de la capital neuquina.
Los investigadores argentinos Luis Chiappe y Rodolfo Coria encuentran en Plaza Huincul provincia de Neuquén provincial, un yacimiento de huevos de dinosaurios con esqueletos de embriones dentro.
Los huevos hallados miden de 10 a 15 centímetros, y se encontraban en nidos agrupados entre 15 y 30 huevos juntos. Dichos nidos están constituidos como agujeros que van desde 1 metro de diámetro a 2 metros.

Los embriones de dinosaurios hallados son de la especie Giganotosaurus, son saurópodos, básicamente eran herbívoros ovíparos cuadrúpedos, muy pesados, de cráneo más bien pequeño y con cola y cuello muy extenso.

El yacimiento descubierto se situa en la zona del Volcán Auca Mahuída a una altura de 2253 metros sobre el nivel de mar, y dicha zona fue renombrada y pasó a llamarse a partir de ese momento Auca Mahuevo. Los huevos y embriones fosilizados que Chiappe y Coria encontraron en esta investigación, se encuentran en el Museo municipal Carmen Funes de Plaza Huincul, establecimiento del cual Coria es el director, mientras que Chiappe trabaja en el American Museum of Natural History de Nueva York, Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA