Tiró al mar a las monjas francesas durante la dictadura y la justicia lo benefició con domiciliaria

 

Mario Daniel Arrú había sido sentenciado en la Megacausa ESMA III como responsable de las muertes de las religiosas Alice Domon y Léonie Duquet en 1977.

“Alertas en el barrio”, pidió la agrupación H.I.J.O.S. Capital. “Genocidas en los barrios”, es siempre un anuncio que trae malas noticias para las víctimas de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura.

“Mario Daniel Arrú, genocida de la ESMA, condenado a perpetua por los vuelos de la muerte, recibió el beneficio de la domiciliaria”, detallaron desde su cuenta de la red social Twitter.

Arrú, en efecto, fue encontrado culpable por haber arrojado vivas al mar a las mojas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, además de a otras diez personas, el 14 de diciembre de 1977, todo en el marco de la Megacausa ESMA

Estas condenas se dieron a conocer en noviembre de 2017, al cabo de un juicio en el cual se investigó a 54 personas por 789 hechos de secuestros, torturas y homicidios cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada.

Otros condenados en aquel fallo habían sido los tristemente célebres Alfredo Astiz y el “Tigre” Acosta, y los responsables de la apropiación de la actual diputada Victoria Donda, el exprefecto Jorge Antonio Azic y Adolfo Miguel Donda Tigel, tío de la nieta recuperada.

Arrú y Alejandro Domingo D’Agostino, ambos ex pilotos de la Armada, fueron condenados específicamente por los denominados “vuelos de la muerte”.

H.I.J.O.S. Capital

@hijos_capital

¡ALERTAS EN EL BARRIO!: Mario Daniel Arrú, genocida de la ESMA, condenado a perpetua por los vuelos de la muerte, recibió el beneficio de la domiciliaria. #MegacausaESMA #GenocidasEnLosBarrios

DEJA UNA RESPUESTA