¡De locos! El Hospital Posadas y el de Morón rechazan pacientes siquiátricos por falta de cupo

    Por José «Pepe» Delgaudio.

    La Defensoría del Pueblo de Morón en su página de internet informó que pacientes con tratamientos siquiatricos no podían ser atendidos en el Hospital municipal de Morón, tampoco en el Hospital Posadas al no contar con profesionales especializados dentro de sus planteles médicos.

    La Defensoría del Pueblo, conducida por Abraham Gak, emitió un comunicado que plantea la “Preocupación por la situación de la salud mental en Morón”

    El texto señala que “el Defensor del Pueblo de Morón, ha recibido durante los últimos meses varios pedidos de intervención de pacientes cuyo acceso al derecho de salud mental se ha visto vulnerado por no contar con profesionales en los hospitales públicos de la zona».

    Agrega que «entre los casos, se encuentra el de una vecina que requería urgente seguimiento de su enfermedad, así como la continuidad del tratamiento medicamentoso. La mujer fue paciente del Posadas por 26 años y según su relato le fue informado en el mes de octubre de 2018 que el nosocomio ya no contaba con psiquiatras para su atención. Así fue que recurrió al Hospital Municipal de Morón donde también le fue negada la atención por falta del recurso profesional».
    «Ante este hecho, la Defensoría del Pueblo inició gestiones con diversas áreas de salud tanto nacionales, provinciales como municipales, a fin de dar una respuesta positiva a la vecina que requiere de manera constante tratamiento psiquiátrico».
    En el comunicado se deja constancia que hubo un pedido de informes a la Secretaría de Salud del Municipio y la solicitud de conocer las posibilidades de brindarle la atención a esta vecina de Morón. El municipio respondió tres meses después, con una nota firmada por la Licenciada Romina Perez Luis, Jefa del Servicio de Salud Mental de Morón, donde refiere que “la situación del Municipal Ostaciana B. de Lavignolle es similar a la del Hospital Nacional Alejandro Posadas, no pudiendo atender a esta paciente por falta de médicos».

    La Defensoría consideró “alarmante que nuestro municipio exprese la incapacidad para responder a las situaciones de salud de los y las vecinas, y deje sin ninguna atención a pacientes que viven en el partido de Morón bajo la excusa de no contar con los profesionales adecuados».

    El pedido de informes remitido por la Defensoría al Secretario de Salud, Dr. Jorge Morón, no solo fue respondido 90 días después sino que la respuesta que recibió Abraham Gak la firmó una funcionaría de menor jerarquía. Se desconoce si la nota le fue entregada a Romina Pérez Luis de inmediato, o si fue retenida durante meses por algún otro funcionario.

    Trabajadores y profesionales del centro asistencial moronense aseguran que la psicóloga Romina Pérez Luis es una persona con muchos años de antigüedad, con experiencia, conocimientos, buen trato, con vocación de servicio y que está a punto de jubilarse.

    Con respecto al caso de la vecina a la que le negaron atención, es de destacar que:

    1) El tratamiento con medicamentos de la paciente se remonta a 26 años para atrás;

    2) Cuando en octubre 2018 en el Hospital Posadas le comunicaron que el nosocomio no contaba con psiquiatras para seguir atendiéndola debían haberla derivado a otro centro asistencial;

    3) Abraham Gak se dirige al Secretario de Salud de Morón al no recibir ninguna respuesta de organismos nacionales y provinciales;

    4) La contestación remitida a Gak desde el área de salud (que adjuntamos), le dicen que el Hospital de Morón no tiene médicos psiquiatras por renuncias, que la admisión de nuevos pacientes está cerrada, que esperan nuevas designaciones y, no indicaron cuál centro asistencial estaba en condiciones de recibir a la mujer para continuar los controles y tratamiento;

    5) Desde el Hospital de Morón informaron que cuentan con médicos siquiatras pero que no aceptan nuevos pacientes por falta de cupos;

    6) Despidos, renuncias e injustificada reducción de profesionales y auxiliares -en muchos casos por revancha política- produjeron el desmantelamiento de los servicios en los hospitales públicos. Las excusas brindadas desde Cambiemos fueron por exceso en los planteles y producir ahorros.

    Todo esto ocurre frente a un considerable aumento de consultas y tratamientos en todas las especialidades médicas.

    Los motivos son claros: Trabajadores de plantas permanentes despedidos, rescisión de contratos temporarios originados en empresas privadas, del Estado nacional, provincial y municipal que, transcurrido el período previsto por ley desde su desvinculación pierden la cobertura de su obra social.

    Los asalariados y monotributistas inscriptos al régimen de medicina prepaga al no poder afrontar las altas cuotas, más los aumentos autorizados por el gobierno nacional durante el año, hacen que dejen de pertenecer a las mismas por hallarse desocupados.

    Lo indicado produce serios trastornos emocionales en los perjudicados y que, en la mayoría de los casos produce serios y graves trastornos sicológicos y siquiátricos que merecen ser tratados con urgencia. Los enfermos siquiátricos crónicos deben recibir permanente atención para evitar consecuencias más peligrosas.

    DEJA UNA RESPUESTA