«Prefiero el desafío de la construcción»

boudou, bossio, juanjo y martin insaurralde

«Yo milito por la unidad del peronismo», afirmó el diputado Juan José Alvarez y dijo no tener claro sus intenciones personales para las próximas elecciones. «No quiero caer en frases hechas, pero de verdad no sé cuáles son mis intenciones. A veces pienso que me gustaría renovar y otras pienso que no. Prefiero este desafío personal de la construcción». Y en esa tarea está, según sostiene, porque así lo planteó con Nés-tor Kirchner, buscando que la diferencias en el peronis-mo se diriman en la interna.

«Las diferencias deben dirimirse dentro de los partidos políticos. En la legislatura nacional hay 15 bloques que se dicen peronistas y que no hablan entre sí», explicó Alvarez y afirmó: «los partidos tienen que resolver sus diferencias por consenso o por internas. No hay otra forma».

Para Alvarez, esas diferencias no incluyen a Cristina Kirchner. «A la Presidenta no se la discute. La candidata es Cristina», dijo. Lo que sí puede discutirse en la gobernación. Para el ex intendente de Hurlingham, «existe la posibilidad cierta de que haya una interna por-que allegados al intendente Sergio Massa nos dijeron que quiere ser precandidato a gobernador». Con relación a las críticas a las colectoras de intendentes como Luis Acuña y Alberto Descalzo, de Ituzaingó, Juanjo señaló que «es una situación que ya está instalada y en Provincia habrá una boleta de Sabbatella» y agregó: «No coincido con los intenden-tes que lo plantean. Si son tan críticos es porque tal vez la performance electoral de Martín Sabbatella es más alta que la de ellos. Creo que es un error suponer que somos los únicos que expresamos el apoyo a la Presidenta. A mí no me preocupa una lista así, y creo que es legítimo».

Juanjo Alvarez es un hombre de consulta de Cristina Kirchner, al tiempo que mantiene habituales reuniones con los dirigentes más cercanos a la presidenta, co-mo el secretario de medios, Juan Manuel Abal Medina; el ministro de economía, A-mado Boudou, y el titular del Anses, Diego Bossio.

Sobre Hurlingham ya prefiere no hablar y cuando se lo consulta sobre la gestión de Luis Acuña, se excusa: «Mire, voy muy poco a Hurlingham».