El plan de mejoras en las escuelas ya comenzó a cargo de beneficiarios de planes

Unos 30 mil beneficiarios de planes sociales comenzaron esta semana a trabajar en mejoras de las escuelas bonaerenses. A cambio, reciben un plus salarial para llevar sus ingresos a un sueldo mínimo. Se trata de un programa impulsado por el gobierno nacional para reconvertir los planes sociales dándoles una contraprestación productiva y garantizando mayores derechos para los trabajadores de la economía social.

En Ituzaingó comenzaron a trabajar 15  integrantes de la cooperativa de Barrios de Pie. Durante ocho horas realizarán estas tareas que incluyen pintura en aulas, pasillos, patios, arreglo de persianas, colocación de azulejos faltantes, trabajos de poca complejidad pero necesarios para que las escuelas estén en buenas condiciones para el inicio de clases.

Mientras estén realizando estos arreglos, recibirán un plus salarial que, sumado a los 8500 pesos del plan que ya tenían, llevará sus ingresos a 17 mil pesos, el equivalente a un salario mínimo.

Este plan se denomina  Argentina Unida por Educación y Trabajo. Tiene un esquema de financiamiento y coordinación compartido entre la Nación, provincias y municipios. La Nación paga el complemento salarial de 8500 pesos, mientras que las gobernaciones e intendencias aportan los materiales de trabajo. Y es parte del objetivo anunciado por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que este año destinará un refuerzo de 30 mil millones de pesos para reconvertir paulatinamente los planes sociales. El plan de arreglos de escuelas abarcará a 30 mil beneficiarios, pero el planteo del ministerio es ir avanzando en el mismo camino con otros planes –no sólo en la construcción, sino en lo productivo y las tareas de cuidado– para levantar el piso de derechos del medio millón de beneficiarios de planes sociales que hoy hay en el país. El tema de la escala es, quizás, el más central de toda la propuesta.

DEJA UNA RESPUESTA