Momentos de tensión para el bailarín Hernán Piquín en un intento de robo

 

PILAR– Hernán Piquín sufrió un violento robo en la madrugada del miércoles, cerca de las 2.30 am, cuando llegaba con su auto a su casa en un country de Pilar. Los delincuentes efectuaron 11 disparos y el bailarín, al intentar escapar, cayó con su vehículo en una zanja y chocó.

“Ningún disparo entró en el auto ni en mí, sí en una de las casas y dispararon a quemarropa. Escuché el disparo y arranqué, aceleré, me caí en la zanja y bajé del auto. Lo único que escuchaba fueron los disparos”, relató el participante del Bailando: “Pensé que me mataban”, aseguró.

“Entré a la casa de un vecino, golpeé el ventanal de un vecino y gracias a Dios me abrió, nos fuimos arriba y me quedé ahí”, relató y en cuanto al country, indicó que “hay seguridad, cada casa tiene seguridad, es imposible entrar. Entraron por el frente a punta de pistola y redujeron al personal y ahí llegue yo”.

Además, indicó que cuando se retiró del auto pensó que había recibido un disparo debido al fuerte dolor que sentía en la parte trasera de su cuerpo: “No sé si tengo una fractura en el coxis y huesito dulce porque me duele mucho, no me puedo sentar, tengo un hematoma y voy a la clínica a sacarme una radiografía. Por milagro estoy vivo”.

En cuanto a su accionar, aseguró que “lo volvería a hacer”: “Soy justiciero e hice lo primero que me salió”.

“Para mí fue al voleo, llegué justo, si me quedaba en Capital no me pasaba pero entraban a otro vecino. Les preguntaron en qué casa había plata, quién tenía más plata”, cerró.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA