La ciencia en su peor momento: Los científicos prueban suerte en la tele para poder financiar sus proyectos

Marina Simian, quien investiga nuevas terapias contra el cáncer se hizo conocida por acudir anoche a «‘Quién quiere ser millonario?»
Ella es bióloga del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y dirige un grupo de investigación de nuevas terapias contra el cáncer. Su participación en el programa de Telefé se hizo viral sobre todo cuando contó
“Vinimos acá porque si recaudamos algo es para la investigación”, dijo Simian al conductor, Santiago Del Moro.
Su participación se da pocos días después de que 140 directores de 294 institutos que componen el Conicet reclamaran por el presupuesto y difundieran un comunicado en el que pidieron un “plan de salvataje”-
“Trabajamos en biología celular y molecular”, explicó Marina Simian, ella y su equipo investigan, entre otras cosas, el desarrollo de “nuevos tratamientos para el cáncer de mama mediante el uso combinado de drogas tradicionales y nanotecnología”.
“Estamos bastante complicados con el tema presupuestario en ciencia y tecnología”, lamentó la científica en una entrevista radial en la que detalló que precisan al menos 15 mil dólares al año para comprar los reactivos necesarios en las investigaciones y financiar las publicaciones en revistas científicas internacionales. “Yo tengo un compromiso con mis becarios y yo les tengo que proveer lo que necesitan para poder trabajar”, afirmó.
El equipo de Simian está integrado por dos becarios que están realizando su doctorado, otros dos que están haciendo su posdoctorado y una técnica. “Vos te comprometés con tu becario, concursás junto con tu becario con tu proyecto para que él pueda hacer un doctorado que dura cinco años y una vez que tienen esa beca vos como director sos responsable de que ellos todos los días puedan trabajar”, manifestó la científica y aseguró que con los 500 mil pesos que ganó en el programa televisivo “salvé el año”.
Simian detalló que sus investigaciones están subsidiadas por el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt), que depende de la Secretaría de Ciencia y Tecnología. Este subsidio, que concursó y ganó en 2016, lo recibe “a cuentagotas y no en los tiempos pactados”. “La investigación es cara porque necesitas un montón de reactivos y todos son importados”, explicó la científica. Asimismo, el laboratorio se vio afectado por la devaluación ya que “todo lo que compramos es en dólares”. “Además, tenemos el inconveniente de que comprar los reactivos en Argentina sale tres, cuatro veces más de lo que sale el mismo producto en el exterior”, señaló.
Si la situación fue insólita más aún fue las felicitaciones del diputado tucumano del PRO Facundo Garretón que tuiteó “Felicitaciones Marina Simian de Galuzzi!!!”. Aparentemente no había escuchado que su participación se da luego de recorte de subsidios del gobierno que el diputado representa.

Facundo Garreton

@facundogarreton
Felicitaciones Marina Simian de Galuzzi!!!
No sabía que habías participado, me alegra mucho que hayas ganado y que esto sirva, aunque sea una pequeña parte, para tu investigación. 😊💪💪💪
El diputado Facundo Garretón ya había sido objeto de cuestionamientos durante el debate por el aborto legal, seguro y gratuito. Tras recibir una reprimenda pública del arzobispo tucumano Carlos Alberto Sánchez, lanzó una insólita encuesta online para definir su voto. Finalmente votó en contra.

DEJA UNA RESPUESTA