Las relaciones económicas entre Rusia y Argentina no atraviesan su mejor momento

BUENOS AIRES– Las negociaciones con algunas potencias mundiales para buscar inversiones o conseguir vender productos al extranjero no parecen estar en el mejor momento para el gobierno de Mauricio Macri: conocida la decisión de China de bloquear el ingreso de aceite de soja argentino como, según aseguran, represalia por la paralización de las obras de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en la provincia de Santa Cruz, sigue la tensión también con Rusia que derivó en que siga congelado el financiamiento para Chihuido.

Es por eso que, desde Neuquén, el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, tuvo que salir a dar respuestas: “Vamos a tratar de resolver el tema de Chihuido, para nosotros es una prioridad”.

El funcionario indicó que durante esta semana se concretará un encuentro en el que buscarán fijar las condiciones finales del crédito con el Banco de desarrollo ruso, el Vnesheconombank: “El sábado hay una reunión importante con los que estamos negociando el financiamiento, esperemos tener éxito y poder lanzar la obra lo más rápido posible”.

Es que las intenciones de bajar la tasa de interés por parte de Macri quedaron embotelladas, ya que el gobierno ruso aceptó una rebaja pero no le cayó bien la búsqueda del Ejecutivo argentino de mayores beneficios.

Las gestiones del macrismo por bajar por segunda vez la tasa de financiamiento no fueron recibidas de la mejor manera por la administración que encabeza Vladimir Putín.

El mandatario argentino busca que la tasa final sea de entre 4 y 4,5% -ya había bajada del 6,5% al 5,5%-, cosa con la que no están de acuerdo en el Kremlin. El ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, le informó al propio Macri que estaban al tanto del pedido pero que ahora analizaban otras iniciativas en carpeta.

Entre las diferencias, el sitio periodístico, cita el intento fallido del macrismo por quitar el canal Rusia Today (RT) de la grilla argentina, un acuerdo que habían firmado Putín y Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, esta semana el gobierno nacional buscará avanzar un acuerdo definitivo cuando ambas gestiones se encuentren en la cumbre anual del FMI.

En ese sentido, Frigerio hizo un intento por explicar la situación, trabada por la diferencia respecto de las tasas, al sostener que están “negociando las mejores condiciones para la nación y la provincia”, y agregar que el gobierno nacional “hizo muchos esfuerzos para tener mejores condiciones de crédito y eso se tiene reflejar también en el crédito» que recibiría la Argentina de lo Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA