Cartelera cinematográfica de la semana

Regresa a mí
De Estados Unidos llega este drama con un elenco de lujo encabezado por Julia Roberts haciendo el papel de madre de Lucas Hedges, que en esta película va a estar dirigido por su propio padre
De mucha empatía va a ser la relación que durante el metraje se muestre entre la madre y el hijo de una historia que transcurre en víspera de Navidad, cuando, sin esperarlo el hijo que se encontraba recuperándose de una adicción a las drogas regresa al hogar.
La historia va a transcurrir durante un día, 24 horas en donde se va a desarrollar el drama
Lucas Hedges realmente demuestra que la nominación al Oscar por su su trabajo en Manchester frente al mar (2016), fue más que meritoria y la experiencia que tuvo en películas como Tres anuncios en las afueras o Ladybird, todas con nominaciones al Oscar por ser excelentes realizaciones realmente le sirvieron y mucho.

_DSC9362.ARW

De hecho no parece para nada haber sentido presión al trabajar bajo las órdenes de su padre y con una actriz de la talla de Julia Roberts. Es muy destacable cómo logra expresar el miedo, la vergüenza y la culpabilidad que atormentan al personaje que le toca en suerte.
La película tiene dosis de alegría, tristeza, rabia, risa, ternura, acción, miedo todo enmarcado en ese mundo sombrío y lúgubre de la droga que maneja a jóvenes en todo el mundo.
El director Peter Hedges toma como argumento de su película un tema candente en estados Unidos. Las muertes provocadas por sobredosis de opiáceos, superan los fallecimientos en los peores años de la epidemia del sida, incluso a los provocados por las armas de fuego.
Reparto
Julia Roberts, Lucas Hedges, Courtney B. Vance, Kathryn Newton,
Trailer

Entre la razón y la locura
El difícil proceso de parto de la película protagonizada por Mel Gibson y Sean Penn no es, en realidad, más dramático que el que enfrenta un productor independiente de nuestro país. Pero si los implicados son el director de La pasión de Cristo, la Universidad de Oxford, la Corte Suprema de Los Ángeles y un conocido bestseller de los 90, el asunto adquiere tintes de batalla época.
Publicado en 1998, The Surgeon of Crowthorne, de Simon Winchester, fue adquirido por Gibson para ser adaptado como el proyecto que seguiría a Corazón valiente (1995) en su filmografía. Aunque el actor conservó los derechos mientras se enrolaba en otros proyectos, como La pasión de Cristo o Apocalypto, nombres como John Boorman o Luc Besson entraron y salieron de la nómina cada vez que Gibson se desentendía de la cinta. Finalmente, la dirección fue cedida al coguionista de Apocalypto, Farhid Safinia, mientras Gibson permaneció como productor principal y cabeza del reparto.

Producida finalmente a finales de 2016, la cinta enfrentó en tribunales a la compañía productora de Gibson, Icon, con la otra productora, Voltage Pictures, pues ésta insistía en rodarla en locaciones de Dublín parecidas a Oxford, pero que resultaban mucho más baratas que la prestigiada universidad. Una campaña impulsada por la cólera llevó a Gibson a intentar bloquear repetidamente la que había sido su película y, cuando el asunto terminó en un tribunal de Los Ángeles, nadie parecía tener claro si la película alguna vez vería la luz.
Llegado a este punto muchos críticos coinciden que el drama detrás de cámaras es lo más interesante de la película.
Con el título final de The Professor and the Madman, el guion escrito a seis manos entre Safinia, Boorman y Todd Komarnicki (Sully) tiene lugar en el Reino Unido de finales del siglo XIX y detalla la extraña colaboración y amistad entre el filólogo e investigador James Murray (Mel Gibson), encargado de coordinar la primera edición del Oxford Engish Dictionary, y W.C. Minor (Sean Penn), un exmilitar, lector compulsivo, con amplia erudición y memoria fotográfica, quien se convierte en uno de los colaboradores centrales del diccionario a pesar de estar encerrado en un manicomio de Berkshire, acusado por homicidio y diagnosticado con trastornos de guerra.
Sin embargo muchos coinciden que la disparidad entre sus tres guionistas –dos de ellos, en diversos momentos, contratados también como directores–, hace que la película no haya puesto el eje en la verdadera historia que es realmente apasionante y se haya convertido en una especie de dramatización histórica similar a las empleadas por National Geographic para ilustrar pasajes de sus series documentales. Ni el trabajo de edición de John Gilbert (Hasta el último hombre, La comunidad del anillo) ni el esfuerzo de secundarios como Natalie Dormer ( la viuda del hombre que asesinó Minor) o Steve Coogan lograrían el despegue de la historia.
Con lo cual la mayoría coinciden que lo que hay detrás de lo que vemos en pantalla es más interesante que lo que alcanza a decirnos la película.
Minor en efecto fue un convicto, acusado de asesinato y demencia y realmente contribuyó de manera excepcional a la recopilación de las palabras del diccionario. Penn esta convincente en su papel de psicótico, lleno de amargura y resentimientos, pero a la vez poseedor de una inteligencia privilegiada que le había permitido ser un lector voraz y poseer una mente fotográfica para recordar dónde había visto tal o cual palabra (en libros, novelas, poesía, ensayo) y el significado de las mismas.
Muchas cosas pudieron salir mal en Entre la razón y la locura, pero la actuación de Sean Penn no entra en esa lista. Su interpretación de William Chester Minor lleva consigo una mezcla de atrocidad y ternura que redime sus acciones (suena retorcido, lo sé). Será dentro de su celda donde, noche tras noche, recolecte palabras para el diccionario, apuntando los orígenes de cada una – ¡una tarea de locos!
Igualmente la extraña relación amistosa entre Murray, un hombre de familia y erudito del lenguaje y Minor con todo y su demencia y sus cargos de asesinato, es un pivote que funciona bien para comercializar la cinta.
Evidentemente, el verdadero placer de la novela original es internarse en la selva ignota de las palabras, en la pasión de los que (a la sombra de la razón) se devanaban el seso buscando los significados; por ejemplo de “arte” y el entrecruzamiento entre las diversas maneras de usarlo y dónde y quién lo había utilizado por primera vez. Esa sed de investigar, comparar, replantear y seguirse adentrando en los lugares infinitos del lenguaje y su evolución, no son patentes del todo en la película, es una lástima. Pero al mismo tiempo, haberlos explotado hubiera reducido aún más sus posibilidades de ser exhibida a nivel masivo.
A pesar de todas las críticas de todos los críticos, valga la redundancia la película sí tiene el mérito de, a quién le interese y no haya leído la novela original, se acerque y entre de manera más profunda al fascinante y siempre expansivo mundo de las palabras.
Director
Farhad Safinia
Reparto
Mel Gibson, Sean Penn, Natalie Dormer, Ioan Gruffudd, Jeremy Irvine, Brendan Patricks, Adam Fergus
Trailer

Maestras del engaño
Con este título o el de Timadoras Compulsvias esta película es una comedia para toda la familia con dos protagonistas mujeres. Una es elegante, final, altiva y experta en engañar a todo el que se pone por delante para conseguir sus objetivos. La otra es una sinvergüenza sin ninguna idea de lo que significa la elegancia. Josephine, a quien da vida Anne Hathaway, y Penny, el personaje interpretado por Rebel Wilson, son las protagonistas de esta historia en la que, simplemente, buscan timar a los hombres que se crucen en su camino.

La película es un remake en clave femenina de un clásico del cine de comedia de enredo que David Niven y Marlon Brando protagonizaron en 1964, bajo el título de Dos Seductores, y que en 1988 Michael Caine y Steve Martin volvieron a lanzar con el título de Un par de seductores. Ahora, treinta años después, llega esta nueva versión en forma femenina.
Anne Hathaway despliega un vestuario y glamour en sus estándares habituales y las carcajadas están aseguradas por esa reina de la comedia física en la que se está convirtiendo la australiana Rebel Wilson. Chris Addison, actor al que igual conocías por Veep, es el responsable de la dirección de este proyecto.

Así mientras Penny consigue dinero estafando a hombres en bares, Josephine llena su caja fuerte con diamantes atrapando a las presas en casinos de lujo. Ambas usan métodos muy diferentes, pero son maestras en el arte del desplume y vaciando los bolsillos de los hombres que se han portado mal con las mujeres.
La brillante comediante Rebel Wilson acaba de estrenar en los últimos meses una película también en tono de comedia en Netflix que se llama ¿No es romántico?
Reparto
Anne Hathaway, Rebel Wilson, Alex Sharp, Sarah-Stephanie, Deano Bugatti, Deepak Anand, Raffaello Degruttola, Kumud Pant

Ver tráiler

Pokémon: Detective Pikachu

Cuando el gran detective privado Harry Goodman desaparece misteriosamente; Tim, su hijo de 21 años, debe averiguar qué sucedió. En la investigación lo ayuda el antiguo compañero Pokémon de Harry, el Detective Pikachu: un super detective adorable y ocurrente que se asombra incluso a sí mismo. Tim y Pikachu se dan cuenta que increíblemente pueden comunicarse, y unen fuerzas en una aventura para develar el misterio enmarañado. Mientras buscan pistas en las calles resplandecientes de Ryme City, una vasta metrópolis moderna donde los humanos y los Pokémon comparten un mundo real hiperrealista, encuentran distintos personajes Pokémon y descubren un complot impactante que podría destruir la convivencia pacífica y amenazar a todo el universo Pokémon.

La película de Ryan Reynolds, dirigida por Rob Letterman está basada en el famoso videojuego y prometía ser una vuelta a ese pasado nostálgico del universo Pokemon. Con un personaje tan fuerte como Pikachu y ese humor hilarante y sorprendente, el filme no ha dejado indifererente a su público pero logró el 70 por ciento de aprobación de quienes la vieron.

Reparto
Justice Smith, Kathryn Newton, Ryan Reynolds, Ken Watanabe, Bill Nighy, Chris Geere, Rita Ora, Suki Waterhouse
Trailer

DEJA UNA RESPUESTA