Programa Sanitario especial para Trastornos Generalizados del Desarrollo

LA PLATA- El Instituto de Obra Médico Asistencial presentó oficialmente su Programa de Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), que garantiza una cobertura personalizada e interdisciplinaria para afiliados con patologías como autismo, síndrome de Rett, síndrome Asperger y TGD no especificado.
Con un fuerte acompañamiento de funcionarios provinciales, nacionales, prestadores, los más reconocidos especialistas en la materia y organizaciones sociales, el presidente de la obra social, Antonio La Scaleia, encabezó el acto de lanzamiento, que se realizó en salón auditorio de la sede central.
«Este es un día muy especial -comenzó diciendo La Scaleia- porque con la implementación de este programa 400 chicos que están requiriendo hoy este tratamiento accederán de un modo más simple. Pero un aspecto no menor, es la estimación de que a partir de hoy pueden ser muchos más los que accedan, siendo factible que no lo hayan hecho antes por falta de un escenario favorable al diagnóstico temprano.” La Scaleia también destacó que actualmente hay 1 caso de TGD cada 88 nacidos vivos en Argentina, esa es una estadística que en una familia no influye, porque para ella su caso es el 100 por ciento».
La cobertura se proyectó para «acompañar el abordaje interdisciplinario, disminuir la exclusión social, mejorar la calidad de vida, lograr una mayor autonomía, favorecer los lazos familiares y ofrecer más orientación y contención al niño y al grupo familiar», enumeró el presidente del IOMA. «Antes la cobertura era por trámite de excepción», explicó, lo que hacía que fuera disociada, con especialidades separadas.
Desde lo institucional, el titular de la obra social resaltó que el Programa tiene como principales objetivos “la detección temprana de los casos, estandarizar los equipos de trabajo con un listado de prestadores que cumplan determinados requisitos, conseguir un abordaje integral, individualizado y multidisciplinario que se adecúe a las necesidades de cada niño e incluya psiquiatría, neurología, psicología, musicoterapia, entre otras, pero también incorporar la figura del acompañante terapéutico y pedagógico”.