Con  paradores saludables en la costa previenen sobre riesgos de obesidad e hipertensión

MAR DEL PLATA/ SAN BERNARDO-  Más de la mitad de los turistas que visitaron la costa el año pasado presentó algún nivel de sobrepeso u obesidad. Con consejos saludables personalizados y estructura renovada, esta temporada los paradores sanitarios de Mar del Plata y San Bernardo vuelven a medir talla, peso, glucemia y presión arterial.

De acuerdo a un relevamiento realizado sobre 5.000 turistas que visitaron las carpas instaladas en la costa durante el año pasado, más de la mitad –el 53,7 por ciento– presentó algún nivel de sobrepeso y obesidad. Mientras que el 20 por ciento de los que consultaron tuvieron niveles de presión elevados. Estos datos vienen a corroborar una tendencia a nivel mundial: el sedentarismo y las dietas ricas en grasas acarrean estos problemas de salud, todos factores de riesgo cardiovascular.

Es por eso que el Gobierno de la Provincia puso en funcionamiento los nuevos paradores sanitarios de esta temporada en Mar del Plata y San Bernardo, donde los turistas ya pueden acceder a controles y a actividades de prevención en salud durante todo el verano, al tiempo que se inauguraron 10 sombrillas para medir la presión arterial en Necochea, Miramar y Pinamar.

“Las vacaciones pueden convertirse en una buena oportunidad para  realizarse chequeos gratuitos, muchas veces postergados durante el año”, dijo el ministro de Salud, Alejandro Collia, que ayer inauguró junto al gobernador Daniel Scioli la carpa saludable de San Bernardo, y también el parador de Mar del Plata ubicado en Bahía Naranja, en Playa Varese, uno de los balnearios más concurridos de la ciudad.

Allí, Collia explicó que “la obesidad y la hipertensión disminuyen la resistencia y la fuerza, enlentecen el sistema circulatorio, obstruyen las arterias, lo que retrasa la llegada de oxígeno a los músculos y tejidos”. En consecuencia, agregó que “el riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV), un infarto u otro problema cardiovascular aumenta de manera considerable”.

La preocupación de las autoridades provinciales es compartida a nivel global: la obesidad ya es considerada por los organismos internacionales como una epidemia mundial. Es más, estudios recientes indican que hoy en día representa el tercer gasto sanitario en el mundo, con un costo total de 2 billones de dólares por año que los sistemas de salud deben afrontar.

Según datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada por la cartera sanitaria nacional, en Argentina la obesidad aumentó un 42,5 por ciento en sólo 8 años. Y mientras 2 de cada 10 adultos la padecen, 6 de cada 10 tienen sobrepeso. Esta tendencia se repite en los jóvenes de entre 13 y 15 años, donde 1 de cada 3 presenta exceso de peso y casi el 6 por ciento, obesidad.

En tanto, de los datos relevados por el ministerio de Salud provincial durante los últimos tres veranos se desprende que la obesidad (sin contar el sobrepeso) se mantiene en el 25 por ciento de los turistas que consultan.

Consejos personalizados

El objetivo de la carpa saludable es entonces, que los turistas aprovechen el momento de relax para realizarse controles de salud gratuitos. “Buscamos que cada persona reflexione sobre su estado de salud y reciba información clara y personalizada sobre cómo prevenir las enfermedades prevalentes de estos tiempos: sobrepeso, hipertensión, diabetes y problemas cariovasculares”, dijo el director de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto.

Los turistas que se acerquen a la carpa comenzarán un circuito que incluirá la medida de talla, peso, glucemia y presión arterial. Mientras que al finalizar con los controles, una nutricionista realizará una recomendación personalizada. “Al existir más tiempo disponible, pese a lo que muchos creen, las vacaciones pueden ser una buena oportunidad para ordenarse en la alimentación y pensar nuevas opciones de comidas saludables en familia”, agregó Crovetto.

Este año, además, se sumará la posibilidad de realizar una evaluación oftalmológica, que incluye pruebas de agudeza visual y medición de la presión intraocular, para prevenir derrames y glaucomas.

Quienes accedan al circuito saludable que propone la carpa, también podrán contestar, si así lo desean, una serie de preguntas sobre sus hábitos de vida. Por ejemplo, el relevamiento del verano pasado mostró que si bien un 53 por ciento de los turistas dijo hacer algún tipo de actividad física, el 47 por ciento restante reveló que no se mueve en forma regular.

Además, la subsecretaría de Atención a las Adicciones brinda información para la prevención de adicciones, mientras que el Instituto provincial del Cáncer tendrá a cargo un taller para la detección precoz del cáncer de mama.

Sombrillas saludable

Además, la cartera sanitaria puso en funcionamiento las 10 sombrillas para la medición de la presión arterial, distribuidas en los balnearios de Necochea, Miramar y Pinamar. Según los datos desprendidos del relevamiento en el verano pasado, alrededor del 20 por ciento de los que consultaron presentó la presión elevada.

En ese sentido, Crovetto aclaró que “un resultado aislado de presión arterial elevada no significa necesariamente que seamos hipertensos”. Se requieren por lo menos dos o tres registros elevados en diferentes ocasiones, separados por un lapso de tiempo, para poder determinar si el individuo sufre la enfermedad.

Ante un valor alto se recomienda entonces repetir la medición en el transcurso de la semana y consultar al médico. En Argentina, la prevalencia de hipertensión arterial se mantiene peligrosamente constante: alrededor del 34 por ciento de la población la padece, aunque sólo el 50 por ciento lo sabe.