Balance positivo de la Feria del Libro de Hurlingham

Varios días después de la realización de una nueva edición de la Feria de Libro en Hurlingham, organizada por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Hurlingham, es buena oportunidad para subrayar algunas de las expresiones más sobresalientes de los expositores invitados y puntualizar algunos eventos que, en el balance de la Feria, aparecen como más destacados, por ejemplo el lanzamiento de la Biblioteca Parlante lanzada por la biblioteca municipal que beneficiará a personas con visiones reducidas y no videntes del distrito. En esa presentación estuvieron invitadas Mirta Palermo, presidenta de la Biblioteca Parlante Sur que funciona en la sede de la UTN de Haedo, la profesora de braile y tesorera de la biblioteca Ana Beatriz Galli, la senadora Azucena Ehcosor y el intendente Luis Acuña que afirmó que «este proyecto sin temor a equivocarse, es el más importante que realizó la Dirección de cultura este año».

Uno de los visitantes más esperados de la Feria, ha sido el actor Víctor Laplace, que habló, entre otras cosas, de la vinculación de la literatura y el cine y recordó la película Operación Masacre, basada en el libro de Rodolfo Walsh, para el actor «ha sido una película que nos marcó mucho, nos marcó como generación. Fue filmada de forma artesanal, clandestina… entre gallos y medianoches. Filmábamos solo de noche. Recuerdo que, el «Tigre» Cedrón, director de la película, había conseguido verdaderos uniformes de la policía, aquellos que estaban usando, los uniformes con los que de día se reprimía… nosotros los usábamos, de noche, para mostrar que era lo que sucedía. Ropas del Ejército, también… creo que ahora, al estar en Democracia, eso es casi… no digo historia antigua, pero por suerte la pudimos hacer.

«Tuvimos el privilegio de aportar con una película, que fue además una película de resistencia, que fue una película que se pasaba en los barrios… en momentos muy duros, pasando el dato sotto vocce… en los barrios se hablaba mucho de esa película, en la época de la dictadura, y de lo que significó».

En medio de las charlas de escritores y personalidades del mundo de la cultura también hubo exposiciones, la más destacada y emocionante fue la exhibición creada por el «Espacio para la memoria, la promoción y defensa de los derechos humanos» que funciona en el predio donde funcionó el centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la escuela de Mecánica (ESMA), se expuso, por primera vez en el conurbano, en la Feria del Libro de Hurlingham. La selección fotográfica es el resultado del relevamiento e investigación que desarrolla el Área Audiovusial del Archivo Nacional de la Memoria en el ámbito de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
El Ciudadano, que estuvo presente en la Feria, con su propio stand, se entrevistó con cada uno de los escritores invitados. Martín Kohan, escritor y profesor de Teoría Literaria de la UBA, ganador del premio Herralde en 2007 por su novela «Ciencias Morales» fue uno de ellos. Le preguntamos su opinión sobre la gente que cree que escribir menos es decir más y nos dijo: –Depende… yo creo que no es tan fácil establecer una regla general, porque con esa definición, que es muy pertinente en muchos casos, efectivamente hay textos sostenidos en un principio de economía… de des-pojamiento y en textos de esas características, efectivamente la regla vale.

Una de las figuras presentes más renombradas fue Noé Jitrik, que habló de la crisis de credibilidad de la palabra, y lo vinculó a la relación que une al político con la gente. «Durante años se ha ido desgastando el lenguaje de los políticos al punto tal que hay poca credibilidad. Además a la gente no le importa si Mauricio Macri, Eduardo Duhalde, Elisa Carrió o Julio Cobos dicen algo creíble, sino que interesa su propia presencia, que marquen una estabilidad y que desempeñen determinado papel, y a veces eso logra que no se le preste tanta atención al discurso que hacen. Yo creo que en este momento la única persona que reivindica un discurso político es Cristina Fernández de Kirchner. Ella está en una posición privilegia, es presidente y se hace escuchar. Tiene un discurso político formado, dice cosas que tienen un fundamento, un alcance, una reflexión, una entidad discursiva, cosa que no se da en el conjunto de la sociedad, incluso en la gente que la acompañan».

La Feria, bautizada como «Hurlingham te lee», convocó también a Fabián Casas y Pedro Mairal, dos narradores que materializaron su esencia en la escritura. Cada uno con su estilo, ambos defienden la poesía y coinciden en que sus obras fueron eternizadas en la pantalla grande (Ocio de Casas y Una noche con Sabrina Love, de Maizal). Ambos opinaron sobre la importancia de Hurlingham tenga su propio espacio literario.

Para Casas, «tendría que haber una feria del libro en todos lados. La feria no es únicamente la comercialización del libro sino también produce que un montón de gente se acerque a escuchar las charlas que se exponen, a interiorizarse en la lectura o a intercambiar ideas; es algo vital». Por su parte Mairal recordó que «en el 2001 cuando hubo saqueos, entraron a Musimundo y se robaron todo menos los libros. Cosa que me sorprendió muchísimo porque además de leerlos, los podían vender muy bien en un mercado pirata (risas). Pero el centro de la duda fue que no se tomó al libro como algo de primera necesidad, algunas veces son como invisibles. Y que exista una feria del libro está bueno porque es como ponerle libros en el camino a la gente. Ellos están esperando a su lector, y de golpe alguien que no lee agarra un libro, lo abre, y ese libro le habla. La presencia de los libros es necesaria, tienen que estar».

La Feria del Libro tambièn contó con la presencia del psicólogo Gabriel Rolón, el periodista Jorge Dorio, entre otras figuras, todo bajo la correcta coordinaciòn de Isaac Castro y la dirección de Julio Zapata •