Intentan esclarecer el nuevo femicidio ocurrido en Villa Gesell

La mujer hallada muerta en zona de médanos de la ciudad bonaerense de Villa Gesell fue asesinada de un balazo en el pecho, informaron fuentes policiales y judiciales.
La víctima fue identificada por la Policía como Lorena Arana (39), quien estaba en pareja con un hombre que quedó aprehendido por tenencias de estupefacientes, aunque se investiga si tuvo alguna participación en el crimen.
Fuentes policiales informaron que la autopsia al cuerpo de Arana reveló que la mujer presentaba una herida causada por un disparo de arma de fuego calibre 22 y que la muerte databa de al menos 24 horas antes del hallazgo del mismo.
Según los resultados preliminares remitidos por los peritos a la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Villa Gesell, el proyectil tenía la punta hueca y encamisado de bronce, y quedó alojado en el corazón de la víctima, detallaron los informantes.
El cadáver fue encontrado el sábado al mediodía por un vecino que caminaba por una zona de médanos del barrio la Cumbrecita, a la altura de avenida 27, entre los paseos 111 y 112, de Villa Gesell, en la costa atlántica bonaerense.
Al arribar al lugar, el personal policial constató que el cuerpo yacía boca arriba en un sendero de arena, estaba completamente vestido y su rostro presentaba signos de desgarro por parte de animales carroñeros.
En un primer momento, los pesquisas no advirtieron otros indicios de violencia y descubrieron que la mujer tenía un tatuaje en su brazo izquierdo.
Luego, al continuar con las diligencias, los pesquisas identificaron a la fallecida y establecieron que residía a unos 800 metros del lugar del hallazgo y estaba en pareja con un hombre de 56 años que fue localizado en el domicilio en el que convivía con Arana, dijeron los informantes.
En esa vivienda los investigadores hallaron siete envoltorios de cocaína dentro de un Chevrolet Corsa, una balanza de precisión y elementos de corte, por lo que el sospechoso fue formalmente aprehendido por “tenencia de estupefacientes para su comercialización” a disposición de la fiscal Zamboni.
Una fuente judicial que la funcionaria judicial ya investigaba a este hombre en otras dos causas por drogas y que mañana lo indagará por ese tipo de delitos.
Además, el mismo informante explicó que “hay indicios” de que el sospechoso también pudo haber estado vinculado al crimen de Arana, quien tenía cuatro hijos y vivía solo con uno de ellos, de 12 años.
La fiscal Zamboni dispuso que se le practiquen al hombre los peritajes de rigor para determinar si en sus manos existían restos de deflagración de pólvora, lo que indicaría que disparó un arma de fuego, añadió la fuente consultada.
La causa fue caratulada inicialmente como “averiguación de causales de muerte” pero tras los resultados de la autopsia se modificó la calificación a “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

DEJA UNA RESPUESTA