Aldo Ferrer: «El tema de los buitres pasará a ser una anécdota»

BUENOS AIRES– El economista, además, agregó: «Algunos tienen la ilusión de que con el arreglo con los fondos buitre vamos a observar un ingreso de divisas a paladas, pero esto no es cierto, y, si lo fuera, tampoco sería bueno».

En una entrevista publicada en Tiempo Argentino, Ferrer aseguró que «no hay un cambio sustancial de la economía argentina» tras el desacuerdo con los fondos buitre y resaltó la necesidad de superar la restricción externa a través de «un plan productivo integrador y al ordenamiento de las cuentas fiscales».

«Algunos tienen la ilusión de que con el arreglo con los fondos buitre vamos a observar un ingreso de divisas a paladas, pero esto no es cierto, y, si lo fuera, tampoco sería bueno», señaló.

Dijo que buscar financiamiento externo «es de nuevo lo ya ocurrido a lo largo de nuestra historia por tratar de resolver los problemas con más deudas, lo que en definitiva culmina en un problema cada vez más grave».

Por su parte, en el mismo periódico Blejer consideró que «la discusión semántica de si estamos o no en default no es importante; el mundo sigue y a la Argentina no le va a cambiar mucho, porque ya estábamos en una situación de acceso limitado a los mercados».

Dijo que esta situación se extenderá hasta enero «porque el eje es el de la cláusula RUFO» y que un acuerdo entre privado «es deseable porque la RUFO es real, no es una excusa. Si sirve para evitar esa cláusula, entonces es bueno».

«Es viable porque hay mucho interés entre los bancos, porque les evita las pérdidas que les crearía una cesación de pagos y lo complementa con otros activos», añadió.

Para Blejer, tampoco a los bonistas les conviene acelerar la situación porque «la aceleración va a llevar necesariamente a otra reestructuración, porque no se va a poder pagar y al final esos bonos van a valer menos».

En este contexto, proyectó que el escenario económico en la segunda mitad del año será «más parecido al de la primera mitad que al de una recuperación».