Solá calificó como una “estafa energética” la que realiza el gobierno en beneficio de las empresas amigas

Argentina está “ante una estafa energética por parte de Cambiemos”, dijo Solá

El legislador y candidato a Presidente denunció “la estafa impulsada por el gobierno para beneficiar a empresas del entorno del Presidente”. Aseguró que hubo las gasíferas ganaron 11.000 millones dólares desde que asumió Macri.

El diputado nacional y candidato presidencial Felipe Solá le propuso al Gobierno macrista, adicto a los tarifazos, diseñar un sistema de “tarifa plana” para usuarios residenciales de energía eléctrica de clase media y baja y el sector productivo, y subsidiar 100% a las personas electrodependientes.

“Se trata de un servicio que a esta altura se constituye como un derecho humano, derecho al bienestar y derecho al desarrollo económico y social. La electricidad es un insumo esencial, no una mercancía”, dijo el legislador.

En la sede del sindicato de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), le pidió al Gobierno “pensar en los millones de argentinos que no pueden llegar a fin de mes por la presión de los servicios”.

Dijo que Argentina está “ante una estafa energética por parte de Cambiemos” y presentó nuevos mecanismos de control y propuestas tarifarias.

Solá denunció “la estafa impulsada por el gobierno para beneficiar a empresas del entorno más íntimo del Presidente a costa de aumentar las tarifas de millones de pymes y hogares argentinos”.

Dijo que los sectores populares y productivos “que ya no aguantan más los costos de los servicios públicos”.

“Al 32% de aumento en la tarifa que ya anunciaron se le sumará otro tanto dentro de dos meses y la economía sigue yendo para abajo. Mientras, los salarios caen ante la inflación. Entonces, la combinación explosiva”, sostuvo.

Solá denunció que los usuarios del servicio de gas natural transfirieron a las empresas 11.000 millones dólares desde que asumió Macri.

En la misma temática, Luis Arias el  ex magistrado de La Plata , quien fuera destituido luego de varios fallos en contra de los tarifazos, manifestó que “los servicios deben ser reconocidos como un derecho humano”.

“Antes, el Estado subsidiaba a las familias y a la producción nacional, y hoy los usuarios subsidiamos a las grandes empresas energéticas. Por eso estas inmensas ganancias de las empresas, cuyos procesos de capitalización de los últimos años se observan con claridad en la información oficial de la Bolsa de Valores”, aseguró el ex juez Luis Arias.

En diálogo con el sitio ANDigital, el magistrado que fuera destituido de su cargo tras oponerse en reiteradas ocasiones a los tarifazos impulsados por el macrismo, señaló: “Al Gobierno nunca le interesó la capacidad de pago del usuario, sino que ha preservado los intereses de las empresas, que han ganado sumas siderales a partir de estos cuadros tarifarios”.

“Tanto la vivienda como los servicios deben ser asequibles; es decir que deben poder ser pagados por la gente, y este concepto se asocia al de razonabilidad, es decir que las tarifas deben ser justas y razonables”, agregó.

En ese sentido, recordó que en Europa se desarrolló el concepto de “pobreza energética”, y que implica que quien paga más del 10 % de su salario en energía es un pobre energético, y en la Argentina el pago de las tarifas representan más del 30 % del salario, con lo cual nosotros seriamos unos “indigentes energéticos”.

Arias advirtió que, tras la persecución que sufrieron tanto él como otros magistrados que atendieron los reclamos de los usuarios, “se disciplinó a tal punto que hoy por hoy nadie está accionando, ningún juez quiere tomar este tipo de casos”.

DEJA UNA RESPUESTA