Entrega de certificados a promotores de la salud en Hurlingham

HURLINGHAM. El pasado jueves 29 de noviembre, en el marco del cierre del Curso de Promotores Comunitarios de Salud dependiente del Programa Provincial “Salud en Movimiento” del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, se hizo entrega de los certificados que por primera vez en la provincia se realiza con orientación en adicciones.
El acto se realizó en el Centro Provincial de Adicciones, -CPA- de Hurlingham, ubicado en Eva Perón (Ex Villarroel) 546. En la oportunidad se entregó también el certificado del curso de reanimación cardiopulmonar -RCP- realizado por los promotores de salud en el marco del programa “Salvar una Vida” del mismo ministerio.
La entrega de certificados estuvo a cargo de la Coordinadora Distrital del Programa “Salud en Movimiento” Alicia González quien a su vez integra el equipo de profesionales del CPA-Hurlingham y que ofició de anfitriona; la Directora Provincial de Asuntos Legales y Proyectos de Acción Cooperativa de la Secretaria de Participación Ciudadana Natacha Ghergo, el Coordinador Provincial del Programa “Salud en Movimiento” José Luis González, la coordinadora regional del programa Marisela Orejuela y el responsable distrital de la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional Mario Blanco.
A lo largo de seis meses, los 25 nuevos promotores han trabajado en temas referidos a la salud comunitaria como construcción colectiva (adicciones, IRAB -insuficiencias respiratorias agudas bajas-, problemáticas de niñez, adolescencia y familia, alcoholismo, violencia de género, tercera edad, salud bucal, primeros auxilios, resucitación cardiopulmonar-, violencia institucional, entre otros) y desarrollaron un prometedor plan de acción para trabajar durante el año 2013.
El cierre estuvo a cargo Natacha Ghergo quién caracterizó el rol actual de los Promotores y destacó “el proceso de transformación iniciado en 2003”. Guergo, que además es militante hurlinguense y responsable del Movimiento Evita en ese distrito, señaló que hace 10 años, “los promotores eran militantes de las barriadas preocupados en ver como armaban un comedor porque había cantidad de pibes desnutridos o con bajo peso” y comparó: “hoy el promotor es un militante institucionalizado en el marco de un programa provincial que va por más, que intenta ser reconocido como un trabajador de la salud, porque lo es y debe ser reconocido como tal. Hoy el trabajo del promotor tiene que ver con la prevención y no con apagar el fuego del hambre que alguna vez nos azotó… y de eso no hay que olvidarse, no vamos a dar un paso atrás”. Natasha Guergo agregó: “Es importante que en nuestro distrito haya militancia comprometida y formada para dar la batalla con amor y con perseverancia en las calles, casa por casa, llevando el Estado a cada hogar para que de una vez por todas los hurlinguenses seamos parte del proceso de transformación de la patria”.